¡Adiós, Cordera!

Autor: Leopoldo Alas <<Clarín>>

Fecha publicación: 1893

Género: Cuento Popular / Ficción

¡Adiós, Cordera! es un cuento infantil que bien puede ser leído por público adulto. Aborda la problemática de la guerra desde un punto de vista que cualquiera puede entender. La historia principal termina transformándose en una profunda metáfora. Una historia triste, que llega al corazón de cualquiera.

Resumen y sinopsis

¡Adiós, Cordera! pertenece a la colección El Señor y lo demás, son cuentos, de Leopoldo Alas. Se destaca por ser, de entre todos, el más lírico y emotivo.

Narra la historia de dos niños que tras la muerte de su madre se aferran a una linda cordera. Al provenir de una familia de escasos recursos el padre debe venderla para sobrevivir. Esa separación marcaría para siempre la vida de ambos niños. Ellos, al crecer, asemejan la partida del varón a la guerra, con la marcha de la cordera al matadero.

Resumen de ¡Adiós, Cordera!

Rosa y Clarín viven en el campo junto a su padre Antón de Chinta. Debido a la pérdida de su madre, Clarín y Rosa se encariñan con una cordera que su padre había adquirido de un negocio.

El gobernante del pueblo decide un día instalar las vías de un tren, las cuales atraviesan el lugar a donde suelen ir a jugar con la cordera. El tren sorprende a los niños, acostumbrados a estar rodeados de naturaleza. Sin embargo, eso a la cordera la ponía nerviosa.

Los niños eran ignorantes de la situación precaria para su familia. Lo único que tenían era la cordera. Si bien esta podría venderse para conseguir comida por una temporada, el padre no tenía el corazón para separar a sus hijos del animal.

La situación llegó a su última instancia y el padre tuvo que vender la cordera a un bajo precio para poder alimentar a los niños. Los niños estaban devastados ante la idea, incluso van a despedirla. La observan con tristeza mientras esta se aleja, subida en el tren.

El tiempo pasó e incluso aunque los niños sabían que la cordera iba vía al matadero, no pudieron olvidarla ni siquiera al crecer. La guerra tiene lugar y Clarín es enlistado en el ejército. Nuevamente a Rosa le toca ver partir a un ser amado en el lamentable tren. La joven llega a comparar la situación, pareciéndole que su hermano va directo a un matadero.

Análisis de ¡Adiós, Cordera!

Esta historia maneja las metáforas con delicadeza. De esta forma cumple dos objetivos; transmitir el mensaje sin importar la edad del público y sensibilizar sobre el tema.

Es una historia triste que retrata la cruda realidad de los soldados en época de guerra. Un cuento corto que invita a reflexionar sobre el valor que le damos a la vida. La forma en la que un animal puede acompañar y marcar a un niño; para bien y para mal. Del mismo modo que las decisiones que tiene que tomar un padre para que prevalezca el bienestar de su familia.

Es un libro dedicado a la reflexión, cuya intención es dejar un aprendizaje individual a cada lector sobre el tema de la muerte y las despedidas. Un cuento corto que vale la pena leer.

Frases de ¡Adiós, Cordera!

“-¡Adiós, Cordera! -gritaba Rosa deshecha en llanto-. ¡Adiós, Cordera de mi alma!

-¡Adiós, Cordera! -repetía Pinín, no más sereno.

-Adiós -contestó por último, a su modo, la esquila, perdiéndose su lamento triste, resignado, entre los demás sonidos de la noche de julio en la aldea-.”

“Con qué odio miraba Rosa la vía manchada de carbones apagados; con qué ira los alambres del telégrafo. ¡Oh!. bien hacía la Cordera en no acercarse.”

“Aquello era el mundo, lo desconocido, que se lo llevaba todo.”