Edipo Rey

Autor:  Sófocles

Fecha publicación: 429 a.C.

Género: Dramaturgia / Teatro / Tragedia griega

Brillantemente concebido y escrito, Edipo Rey es una tragedia de autodescubrimiento. Su autor, Sófocles, logra acumular toda la tensión dramática al limitar la acción dramática al día en que Edipo conoce la verdadera naturaleza de su nacimiento y su destino.

El hecho de que la audiencia conozca el oscuro secreto de que Edipo, sin saberlo, mató a su verdadero padre y se casó con su madre, no afecta en la creación del suspenso. De hecho, colabora al reafirmar el carácter inevitable del destino. En este artículo exponemos un resumen de esta obra literaria que, con el paso de los siglos, se ha consolidado como la tragedia griega por excelencia y, sin duda, la obra cumbre de Sófocles.

Resumen y sinopsis

Edipo Rey es la historia de un noble que termina destruido en su b√ļsqueda de la verdad. Su grandeza se mide en parte por el hecho de que los dioses han profetizado su tr√°gico destino.

La naturaleza de esta obra hizo que fuera representada en un solo acto. Participó de las Dionisias Urbanas, un festival que incluía representaciones dramáticas. Allí, consiguió el segundo premio.

Al tratarse de una tragedia, nos presenta personajes nobles, elevados y con un lenguaje solemne, concluyendo con el sacrificio o muerte de varios de ellos. Consta de un prólogo y ocho episodios intercalados por la intervención solista del coro.

En realidad, Edipo rey es sólo una parte de la trilogía que compone su historia. La segunda y tercera obra que completan esta historia son Edipo en Colono y Antígona. Así, Sófocles intenta explorar toda la experiencia de vida de este personaje.

Debes saber que los griegos conocían muy bien dicho mito, pues formaba parte de la tradición popular. Sin embargo, el gran logro de Sófocles está en el hecho de rescatarlo y otorgarle un lenguaje digno de la tragedia. En este artículo nos centraremos en la obra Edipo rey, pero para que la entiendas completamente, debes conocer algunos antecedentes.

Personajes de Edipo Rey

Edipo

Es el protagonista de la obra. Cuando inicia Edipo rey, podemos ver que este ya es rey de Tebas y han pasado muchos a√Īos desde el asesinato de Layo. Es conocido por su inteligencia y su capacidad para resolver acertijos.

Yocasta

Esposa y madre de Edipo. En sus primeras palabras, intenta hacer las paces entre Edipo y Creonte, su tío, suplicando a Edipo que no lo destierre.

Ella está consolando a su esposo e intenta hacerle creer que las aterradoras profecías de Tiresias son falsas. Yocasta resuelve el enigma de la identidad de Edipo antes que él mismo, y expresa su amor por su hijo y esposo en su deseo de protegerlo de este conocimiento.

Tiresias

El adivino ciego de Tebas. La ceguera literal del adivino apunta a la ceguera metafórica de aquellos que se niegan a creer la verdad sobre sí mismos cuando la oyen hablar.

Creonte

T√≠o y cu√Īado de Edipo. Creonte aparece m√°s que cualquier otro personaje. En √©l, m√°s que en cualquier otra persona, vemos el aumento y la ca√≠da gradual del poder de un hombre.

Antígona

Es la hija de Edipo y Yocasta. Aparece brevemente al final de la obra, cuando se despide de su padre mientras Creonte se prepara para desterrarlo. La vemos como protagonista en Edipo en Colona, guiando y cuidando a su anciano y ciego padre en el exilio.

Ismene

Hija de Edipo. La parte menor de Ismene subraya la grandeza y el coraje de su hermana. Se ofrece a morir junto a Antígona cuando Creonte la condena a morir.

La historia antes de Edipo rey: el mito

Poco después de que naciera Edipo, su padre, el rey Layo de Tebas, lo mandó a matar. Esto se debe a que había sido profetizado por el oráculo con la condena de perecer por las manos de su propio hijo. Sin embargo, ni Yocasta, su esposa, ni su sirviente tuvieron el valor para hacerlo, así que fue abandonado a su suerte.

El bebé fue encontrado por un pastor para posteriormente ser acogido y criado en la corte del rey sin hijos Pólibo de Corinto como si fuese suyo.

Edipo creció y, ya en su juventud, empezó a escuchar rumores desagradables. Se decía que él no era el hijo biológico del rey, así que decidió descubrir si esto era cierto o si, en verdad, sus padres eran Pólibo y Merope. Para ello, acude al oráculo de Apolo en Delfos, el intérprete más poderoso de la voz y la voluntad de los dioses. Este le vaticina que matará a su padre y se casará con su madre.

Desesperado e intentando evitar este destino, y creyendo que Pólibo y Merope eran sus verdaderos padres, Edipo huye de su tierra natal, para escapar también del cumplimiento de la profecía. Lo dramático es que, sin saberlo, regresa al que fue su hogar natal: Tebas.

En el camino a Tebas se encontró con Layo, su verdadero padre. Este le ordena que se aparte del camino por respeto, pero Edipo no lo hace. Desconociéndose las verdaderas identidades de cada uno, libran una feroz batalla y el orgullo de Edipo lo lleva a asesinar a Layo, cumpliendo parte de la profecía del oráculo.

Ya en Tebas, resolvió el enigma de la Esfinge y su recompensa por liberar al reino fue la mano de la Reina Yocasta (en realidad, su madre biológica) y la corona de la ciudad de Tebas. La profecía se cumplió, aunque ninguno de los personajes principales lo sabía.

Inicio de la obra Edipo rey

Cuando comienza la obra, Edipo ya es rey de Tebas y un sacerdote y el Coro de ancianos tebanos le piden que los ayude con la plaga que Apolo envió para devastar la ciudad.

Edipo env√≠a a Creonte, su cu√Īado, a consultar al or√°culo de Delfos sobre el asunto. Cuando Creonte regresa, informa que la plaga solo terminar√° cuando el asesino de su antiguo rey, Layo, sea capturado y llevado ante la justicia. Edipo jura encontrar al asesino y lo maldice por la plaga que ha causado.

Aparición de Tiresias

Edipo también convoca al profeta ciego Tiresias, quien afirma conocer las respuestas a sus preguntas, pero se niega a hablar, lamentando su capacidad para ver la verdad cuando la verdad no trae más que dolor.

Tiresias intenta convencer a Edipo para queabandone su b√ļsqueda, pero cuando el enfurecido Edipo acusa a Tiresias de complicidad en el asesinato, este es provocado a decirle al rey la verdad: √©l mismo es el asesino.

Edipo dice que eso es una tonter√≠a, acusando al profeta de ser corrompido por el ambicioso Creonte en un intento de socavarlo. Tiresias se va, planteando un √ļltimo acertijo: que el asesino de Layo resultar√° ser padre y hermano de sus propios hijos, e hijo de su propia esposa.

Edipo exige que se ejecute a Creonte, convencido de que est√° conspirando contra √©l, y solo la intervenci√≥n del Coro lo persuade con que lo deje vivir. Yocasta, su esposa, le dice que no debe tomar nota de los profetas y los or√°culos porque, hace muchos a√Īos, ella y Layo fueron advertidos de una profec√≠a de un or√°culo que nunca se hizo realidad.

Esta profecía decía que Layo sería asesinado por su propio hijo, pero como todo el mundo sabe, Layo fue asesinado en realidad por bandidos en un cruce de caminos en el camino a Delfos. La mención de la encrucijada hace que Edipo se detenga y de repente se preocupe de que las acusaciones de Tiresias puedan haber sido ciertas.

Llegada del mensajero de Corinto y revelación de la verdad

Cuando llega un mensajero de Corinto con la noticia de la muerte del rey P√≥libo, Edipo sorprende a todos con su aparente felicidad ante la noticia. √Čl ve esto como una prueba de que nunca podr√° matar a su padre, aunque todav√≠a teme que de alguna manera pueda cometer incesto con su madre.

El mensajero, ansioso por aliviar la mente de Edipo, le dice que no se preocupe porque la reina Merope de Corinto no era su verdadera madre.

El mensajero resulta ser el mismo pastor que hab√≠a cuidado a un ni√Īo abandonado, que luego llev√≥ a Corinto y lo entreg√≥ al rey P√≥libo en adopci√≥n. Tambi√©n es el mismo pastor que presenci√≥ el asesinato de Layo.

A estas alturas, Yocasta empieza a darse cuenta de la verdad y le ruega desesperadamente a Edipo que deje de hacer preguntas. Sin embargo, Edipo presiona al pastor, amenaz√°ndolo con torturarlo o ejecutarlo.

Posteriormente, se descubre que el ni√Īo que entreg√≥ era el hijo de Layo, y que Yocasta le hab√≠a dado el beb√© al pastor para que lo exponga en secreto en la ladera de la monta√Īa, por temor a la profec√≠a.

Con todo ahora finalmente revelado, Edipo se maldice a sí mismo y a su trágico destino. Se tambalea, mientras el Coro se lamenta de cómo incluso un gran hombre puede ser derribado por el destino. A este recurso se le denomina anagnórisis, pues el héroe descubre su verdadera identidad.

Suicidio de Yocasta y exilio de Edipo

Un criado entra en escena para dar una trágica noticia: Yocasta, quien ya sospechaba de toda la verdad, corrió al dormitorio del palacio para ahorcarse. Edipo, pidiendo delirante una espada para matarse y recorriendo la casa, entra en la habitación con furia hasta encontrar el cuerpo de Yocasta.

En la desesperaci√≥n final, Edipo toma dos largos alfileres de oro de su vestido y se los clava en sus propios ojos. Ojo: esta escena no se act√ļa delante del p√ļblico, sino que es el Coro quien informa de aquel suceso. En la Antigua Grecia se usaba el decoro y los dramaturgos no representaban acciones violentas ante los espectadores.

Ciego, Edipo ruega que lo exilien lo antes posible, y le pide a Creonte que cuide de sus dos hijas, Antígona e Ismene, lamentando que hayan nacido en una familia tan maldita.

Creonte aconseja que Edipo se mantenga en el palacio hasta que se puedan consultar los or√°culos sobre qu√© es lo mejor que se puede hacer. La obra concluye cuando el Coro se lamenta diciendo que ning√ļn hombre es feliz hasta que muera y as√≠ lo haya demostrado.

An√°lisis:

¬ŅSon las personas realmente responsables de sus acciones? Parece una pregunta que nos acompa√Īa a lo largo del tiempo. En el transcurso de los siglos, la gente ha reflexionado sobre la influencia del poder divino o diab√≥lico como determinantes de la libertad de cualquier individuo para tomar decisiones morales. Esto hace que la obra de S√≥focles siga viva y se mantenga en el escenario literario.

La obra ofrece a su p√ļblico la experiencia de la piedad y el terror que produce la historia del h√©roe abatido por un poder superior. En consecuencia, esta catarsis ‚Äď una purga de alta emoci√≥n ‚Äď acerca al espectador a una comprensi√≥n comprensiva de la vida en toda su complejidad. Los golpes del Destino pueden hacernos ganar sabidur√≠a.

La brillantez de Edipo, entonces, se corresponde con su exceso de confianza y temeridad, un h√°bito mental que lo hace presa del mismo destino que desea evitar.

Por trágica y terrible que sea la historia de la trilogía de Edipo, Sófocles concede a su audiencia la esperanza de que los golpes del destino conduzcan no solo a la sabiduría, sino a la trascendencia.

Frases:

‚ÄúQue cada hombre en la fragilidad de la humanidad considere su √ļltimo d√≠a; y que ninguno presuma de su buena suerte hasta que encuentre la vida, a su muerte, un recuerdo sin dolor‚ÄĚ

‚ÄúLos mayores dolores son los que nos causamos nosotros mismos‚ÄĚ:

‚Äú¬ŅTemor? ¬ŅQu√© tiene que ver un hombre con el miedo? El azar gobierna nuestras vidas y el futuro es completamente desconocido. Es mejor vivir como podamos, d√≠a a d√≠a ‚Äú.

‚ÄúEl tiempo, que ve todas las cosas, te ha descubierto‚ÄĚ.

‚ÄúCu√°n terrible puede ser el conocimiento de la verdad cuando no hay ayuda en la verdad‚ÄĚ.

“¡Ay, cuán terrible es la sabiduría cuando no beneficia al hombre sabio! Esto lo sabía bien, pero lo había olvidado, de lo contrario no habría venido aquí “.