El alcalde de Zalamea


Autor:
 Pedro Calderón de la Barca

Fecha publicación: 1636

Género: Obra teatral / Drama

El alcalde de Zalamea es una obra de teatro que le pertenece al dramaturgo y poeta espa√Īol Pedro Calder√≥n de la Barca. Qu√©date con nosotros y descubre el valor del tema del honor.

Resumen y sinopsis

La obra presenta la divisi√≥n de los personajes, a saber, los habitantes del pueblo de Zalamea y los soldados. As√≠, la historia inicia cuando estos llegan al pueblo y deciden hospedarse en la casa del villano (habitante de la villa) m√°s rico del lugar. El capit√°n don √Ālvaro se interesa en la hija de Pedro Crespo.

Tras algunos acontecimientos, el capit√°n decide secuestrar a Isabel. Efectivamente, es abusada y pierde su honor. Su padre, una vez que se vuelve el alcalde, toma justicia y lo manda a ejecutar. Finalmente, el rey acaba avalando el actuar de Pedro.

Resumen de El alcalde de Zalamea

La obra se divide en tres jornadas. De esta manera, los momentos críticos se desarrollan por la noche y la recuperación de la honra se representa durante el día. Entonces, la aparición de Pedro es importante al ser justo en su actuar.

Primera jornada

La obra inicia cuando unos soldados est√°n en camino a Zalamea. El capit√°n don √Ālvaro anuncia que se quedar√°n en el pueblo hasta que llegue el general don Lope. Para alojarse escogen la mejor casa del lugar en donde vive la m√°s bella del pueblo.

El hidalgo Mendo y su criado Nu√Īo conversan. Mendo afirma su amor por Isabel, la hija de Pedro Crespo. Este aparece y muestra su rechazo por don Mendo. Tambi√©n aparece su hijo Juan. Llega el sargento y comunica que don √Ālvaro se alojar√° en la casa de Pedro. Pedro acuerda con su hija que se esconda.

Llegan a la casa don √Ālvaro y el sargento, y exigen ver a Isabel. El sargento averigua d√≥nde se esconde la hija de Pedro y elaboran un plan. Llegan Rebolledo y Chispa. El capit√°n les pide que lo ayuden a fingir que lo atacan. Juan y su padre aparecen con sus espadas y caen en la trampa. Llegan a la habitaci√≥n de Isabel.

Luego aparece don Lope y al intentar castigar a Rebolledo le explican que todo fue actuado. Despu√©s, se decide que don √Ālvaro busque otro alojamiento. Don Lope y Pedro Crespo mantienen una conversaci√≥n en donde el villano menciona que hubiera matado al capit√°n si ofend√≠a su honra.

Segunda jornada

Don Mendo y Nu√Īo dialogan acerca de lo ocurrido en la casa de Isabel. En otra parte, don √Ālvaro, quien est√° enamorado de la hija de Pedro, se lamenta de la negativa de la villana.

Pedro Crespo y don Lope conversan en la terraza. Luego llaman a Isabel. En eso llegan unos soldados, cantando, a la puerta. Juan afirma que quiere ser uno de ellos. Después, los soldados tiran una piedra a la ventana de Isabel y le dedican una canción.

El sargento, Chispa, Rebolledo y Don √Ālvaro llegan a la casa de Isabel para verla, pero encuentran todas las ventanas cerradas. Nu√Īo y don Mendo llegan a la casa, y escuchan a los soldados. Don Mendo quiere luchar con ellos. Chispas y Rebolledo se ponen a cantar, pero son atacados por Pedro Crespo y don Lope. Al final sale Juan y se descubre el malentendido.

Don Lope decide que don √Ālvaro debe partir. Este acepta, pero planea visitar a Isabel por la noche. Despu√©s, Juan se alista en el ej√©rcito, acci√≥n que provoca la alegr√≠a de su padre. M√°s adelante, Isabel se despide de don Lope. Pedro hace lo mismo con su hijo.

Don √Ālvaro, el sargento y otros soldados se re√ļnen en la puerta del hogar de Isabel. El capit√°n piensa llev√°rsela. El padre no puede impedirlo ya que est√° desarmado y son muchos los atacantes. Luego, Juan se dirige al monte cuando escucha los lamentos de Isabel y su padre.

Tercera jornada

Isabel camina por el monte y duda si recuperar su honra al suicidarse o dejando que su padre mate al capitán. Encuentra a su padre y lo desata. Ella quiere decirle cómo su hermano la salvó e hirió a su atacante. Luego, Pedro se niega a matar a su hija y planea realizar diligencias para proteger a Juan.

M√°s adelante, Pedro Crespo es comunicado de que ha sido elegido alcalde de Zalamea. Entonces, le dicen que tiene como asuntos la llegada del rey y averiguar qui√©n le ha hecho da√Īo a don √Ālvaro. El nuevo alcalde est√° agradecido porque ahora podr√° recurrir a la v√≠a judicial para resguardar su honra.

Por otra parte, conversan don √Ālvaro y el sargento. El capit√°n est√° convencido de que la justicia ordinaria no tiene poder sobre √©l. Llega Pedro y le dice a don √Ālvaro que quiere hablar a solas con √©l. El alcalde le promete que le dar√° todas sus pertenencias si se casa con su hija. Pero el capit√°n rechaza la propuesta. Pedro se molesta y ordena la detenci√≥n y ahorcamiento del acusado.

A pesar de que don √Ālvaro se muestra cr√©dulo, siente un poco de temor y amenaza con quejarse ante el rey. Llega Juan, a la casa de su padre, y quiere matar a su hermana para salvar la honra de la familia. El padre ordena que tambi√©n sea detenido. Luego, llega don Lope buscando a Juan para castigarlo por herir al capit√°n. Despu√©s, el alcalde se niega a entregar a don √Ālvaro.

Entonces, don Lope ordena que incendien la cárcel y, si los villanos se entrometen, quemar el pueblo. Llega el rey. Don Lope y Pedro Crespo exponen lo acontecido. Crespo sostiene que el delito es merecedor de la muerte y, puesto que solo hay una audiencia en el lugar, que la sentencia ya fue ejecutada. El rey, sorprendido, dice que el alcalde no tiene jurisdicción sobre el capitán.

El alcalde sostiene que se ha actuado tal como lo hubiera hecho un tribunal de guerra. El argumento convence al rey y ordena que Pedro sea alcalde perpetuo. Este comunica que Isabel entrar√° a un convento. Adem√°s, libera a todos los presos, pero no a su hijo. Sin embargo, don Lope le dice que ya est√° perdonado.

An√°lisis de El alcalde de Zalamea

Un tema muy importante es el honor. Esta temática es presentada desde dos puntos de vista. Así, don Lope considera que lo más importante es el rango de la persona, mientras que la mirada de Pedro postula que todos lo tienen y cada uno es responsable del mismo.

Frases

‚ÄúTampoco es el primero que le haya costado la vida a un miserable soldado‚ÄĚ.

‚ÄúPor divertir esta fatiga al ir cuesta abajo y arriba, con su voz inquieta una canci√≥n al aire‚ÄĚ.

‚ÄúLa vida se da al rey, pero el honor es patrimonio del alma, y el alma es de Dios‚ÄĚ.

‚ÄúDecirle que no entrara aqu√≠ fue para que no oiga ociosas impertinencias‚ÄĚ.

‚ÄúNo dejemos que el tiempo lo pase, algo hemos de hacer nosotros‚ÄĚ.