El cantar de Roldán

Autor: atribuido a Turoldo, un monje normando

Fecha : 1060 – 1065

Género:  Cantar de gesta / lengua romance / poema épico

El Cantar de Roldán es el cantar de gesta, en lengua romance, más antiguo que se conoce. Tiene un matiz histórico, la batalla de Roncesvalles. Quédate con nosotros y descubre al caballero más valiente de Carlomagno.

Resumen y sinopsis

La obra exalta la figura del héroe Roldán en su condición de guerrero. Leal al rey y a su determinación como caballero, también es fiel a sus creencias, por ello se considera un soldado de Dios. De esta manera, es un cristiano que tras su muerte será llevado ante la gloria del Señor. Es la representación del caballero francés.

El héroe tiene muchas virtudes. Por esta razón, es el primero en entender que el ofrecimiento del rey enemigo es una trampa. Así, cuando a pedido del héroe, Ganelón es enviado como embajador, este planea traicionar al rey francés para vengarse. Entonces, el rey Marsil logra que Carlomagno se retire con su tropa.

En la retaguardia francesa se encuentra el caballero Roldán. Al darse cuenta de la traición, lucha valientemente hasta perecer a mano de los enemigos. Cuando Carlomagno escucha el olifante regresa a la retaguardia, pero ya es muy tarde. Cobra venganza y no descansa hasta destruir al rey enemigo y sus aliados.

Resumen del Cantar de Roldán

El cantar de gesta presenta diferentes sucesos que se forman por el encadenamiento causal de las principales acciones y las decisiones de los personajes. De esta manera, en la primera parte, surge un delito como la traición que se castiga en la última. Similar devenir se evidencia en la victoria que se produce en la última parte para vengar la derrota y muerte de Roldán.

La traición de Ganelón

El emperador Carlomagno ha conquistado el norte de la península ibérica a los moros y solo se resiste Zaragoza, ciudad del rey Marsil. Entonces, los franceses reciben una propuesta de paz sospechosa en donde el rey enemigo ofrece regalos y promete hacerse cristiano. Ante esto, Ganelón sugiere que se debe aceptar la proposición.

Carlomagno decide enviar un embajador, ya que no confía en el enemigo. Ningún caballero quiere ir, sin embargo, Roldán propone que se envíe a su padrastro Ganelón. Es por este motivo que aquel le guarda rencor y decide vengarse.

El embajador se reúne con el rey Marsil y traiciona a sus compatriotas aliándose con los enemigos y teniendo en la mira a Roldán. Alienta a los moros contra Roldán y sugiere al rey que prometa a Carlomagno lo que sea para que se vayan las tropas. En una emboscada, podrá atacar y destruir la retaguardia de los franceses en la que se encontrará Roldán y los Doce Pares.

El rey Carlomagno decide regresar a Francia con sus huestes y, a propuesta de Ganelón, deja la retaguardia de la tropa al joven Roldán. Así, se da el inicio de la retirada de los cristianos a cambio de la ciudad de Zaragoza. Esa noche, el rey cristiano sueña que un desastre ocurrirá al retorno.

La muerte de Roldán

Marsil reúne a su ejército y parte a la batalla. Oliveros, en la retaguardia francesa, ya en Roncesvalles, descubre la trampa. Entonces, se preparan para una lucha desigual. Los cristianos, es decir, Roldán y sus hombres, resisten con todas sus fuerzas, pero a la larga resulta mortalmente desfavorable.

Roldán, a pesar de los consejos de su amigo Oliveros, rechaza tocar el olifante (cuerno de alta sonoridad) que avisaría a Carlomagno sobre la pelea y así podría acudir en su auxilio el ejército que ya había pasado el desfiladero. Roldán pelea con valentía y rechaza dos oleadas de moros.

Uno a uno van cayendo los integrantes de los Doce Pares de Francia ante el número incalculable de moros que los atacan sin piedad. Entonces, Roldán decide, finalmente, tocar el olifante para dar a conocer la situación a su tío, el emperador Carlomagno.

Se produce la derrota total de los hombres del héroe. El último en caer es Roldán quien intenta romper su espada Durandarte para que no caiga en manos enemigas. No lo consigue, solo puede esconderla. Luego, tras confesarse, muere y los arcángeles guían su alma al Paraíso.

La venganza de Carlomagno

Carlomagno, cuando escucha el olifante tocado por Roldán, quien sólo lo tocó para que su señor conozca la traición y reconozca la valía de los combatientes, sospecha la traición de Ganelón. Ordena que lo arresten y regresa con sus tropas a Roncesvalles. Debido al regreso, los árabes escapan aterrados, pero Carlomagno los persigue y los extermina.

Pronto llega Baligán de Babilonia acompañado de cientos de soldados de Arabia. Se prepara un nuevo combate que Carlomagno, siempre aconsejado por la divinidad, ya había soñado. El rey cuenta con la espada Joyosa. Se produce la batalla y Baligán muere por la espada de Carlomagno, quien finalmente consigue tomar Zaragoza en donde el rey Marsil pierde la vida.

La esposa del rey Marsil es tomada prisionera y la llevan a Francia en donde se convierte al cristianismo y entra al servicio de Dios. Roldán es enterrado y Alda perece de pena al conocer el destino de su amado. Ganelón es procesado. A pesar de negar ser un traidor y alegar haberse vengado de quien le había enviado a la muerte, muere descuartizado por cuatro caballos.

Análisis del Cantar de Roldán

El cantar presenta una simbología en tanto que nacionalismo y acciones humanas. De esta manera, Carlomagno simboliza la realeza cristiana y Roldán es el caballero digno de ser imitado porque está lleno de virtudes. En contraposición, Ganelón y los enemigos representan la traición y las fuerzas del mal. La frecuente aparición de un arcángel sigue la línea postulada.

Frases

“No hay nadie tan valeroso como él”.

“Por esa ley que tienes por sacrosanta, cuídate de apartar tu corazón”.

“Tan grande es el dolor que siento que no puedo ocultarlo”.

“Montado en su caballo y cubierto con su armadura, tiene buena figura”.

“El emperador se baja de su caballo, se arrodilla en el suelo y ruega a nuestro Señor”.