El coloquio de los perros

Autor: Miguel de Cervantes Saavedra

Fecha : 1613

Género:  Novela / Ficción

El coloquio de los perros pertenece a Novelas ejemplares de Miguel de Cervantes Saavedra, el Manco de Lepanto. Quédate con nosotros y sorpréndete con las peripecias de un perro cuya odisea y perspectiva es muy humana.

Resumen y sinopsis

La historia de El coloquio de los perros se forma a través de dos canes que al darse cuenta de que pueden hablar se proponen contar sus vivencias. Berganza le comenta a Cipión lo que ha pasado con diferentes amos; el primero es el narrador y el segundo es quien le contesta.

Berganza fue a parar en un matadero en donde conoce a su primer amo, Nicolás, quien termina disgustado y por ello decide partir de su lado. Así, pasa de amo en amo sufriendo diferentes peripecias hasta terminar en un hospital esperando a su último dueño, un poeta, con quien se alimenta pobremente.

Resumen de El coloquio de los perros

La novela corta narra las vivencias de Berganza. La verosimilitud del diálogo entre ambos canes se basa en lo que se dice al final, en el hospital, bajo el delirio del sueño. Se presenta una crítica a los sectores sociales de la época. A continuación, hacemos un resumen basándonos en las acciones de la historia.

Los dos perros

La historia comienza en un hospital y se nos narra los entretelones para que Cipión y Berganza se pongan a contar la historia o las vivencias de sus penosas vidas. Es Berganza, el personaje que narrará sus vivencias junto a los humanos.

Consecuentemente, somos invitados a escuchar la conversación de los canes. Berganza inicia su conversatorio sorprendido de poder hablar como los hombres y le expresa a su compañero cuán ruin pueden ser los humanos entre ellos.

Las vivencias de Berganza

Berganza perteneció a un matadero y no se llevaba muy bien con Nicolás, su amo. Aprendió con él a buscar alimento. Cargaba una cesta con su hocico. Todos los días iba al pueblo y regresaba con un trozo de carne que una mujer hostil ponía en su canasta. El perro no confiaba en ella.

Un día, aquella mujer lo engaña y no coloca la carne acostumbrada. Ella quería demostrar que no se debe confiar en los perros. Es por ello que el amo, muy airado, cree que este se comió el pedazo de carne. Entonces, se ve obligado a huir porque un día intentan matarlo con un cuchillo. El can pasa frío y hambre. Empieza a caminar sin saber a dónde ir.

Llega a una casa grande y es recibido por un pastor quien lo pone a pastorear el rebaño. El nuevo amo tenía muchas ovejas y perros. A pesar de ello, todos los días aparecía muerto un carnero. Esta situación enojaba al pastor y golpeaba a todos los perros por la pésima protección. El can sostiene a su interlocutor que eran otros hombres quienes entraban y mataban a los animales.

Los hombres actuaban por maldad y por ello decide alejarse hasta Sevilla. Encuentra a un mercader rico quien le daba buenos alimentos y lo cuidaba. Incluso jugaba con los hijos de su nuevo amo. Era el guardián de la casa hasta que descubre que una de las sirvientas robaba a su amo y por la noche se encontraba con un hombre. Sostiene que el amo no se merecía la situación.

El perro considera que los humanos son injustos, por eso decide atacarla. Pero esto ocasiona que ya no lo atiendan. Así, un día aprovecha que la puerta principal está abierta y huye del lugar. Casi desmayándose encuentra un caballero quien le da comida y agua. Luego lo devuelven a su amo Nicolás, pero este lo rechaza. El alguacil, entonces, decide tenerlo.

Este amo era fiel a la ley. Llegan a capturar a varios ladrones. Sin embargo, también termina dejándolo porque no soportaba ver a tantos hombres indignos. Conoce a un soldado que estaba por embarcarse en una misión y se lo llevan. Tras llegar a tierra unos soldados lo usan para hacer trucos. Una tarde se equivoca en los trucos y lo amenazan con una hechicera del lugar.

La mujer con rasgos gitanos se siente ofendida y lo amenaza. Luego, por la noche, la mujer invita a Berganza a ir a su casa para contarle un secreto de su pasado. Le dice que su madre era una bruja y que tiene un hermano a quienes convirtieron en perros como castigo.

La mujer se va a dormir para seguir contando más al despertarse. El can la arrastra para despertarla y los habitantes se burlan. Huye del lugar y se refugia en un grupo gitano. Es atendido y escucha las historias de diferentes robos cometidos por ellos.

Decide irse del lugar porque se irían a otra ciudad. Luego, descubre a un poeta que vivía paupérrimamente. Con él, incluso, come del mismo plato en varias ocasiones. Una tarde, el público inconforme golpea al poeta. Este es trasladado a un hospital. Por ello, Berganza está esperándolo fuera del lugar al lado del cuidador del edificio. Este se despierta y asombrado observa a los perros.

Análisis de El coloquio de los perros

El tema principal de la novela postula que los hombres no son lo que dicen o aparentan ser. Así, tenemos que los humanos son un cúmulo de defectos cuyas características no pasan desapercibidas para los canes. Los que no son cultos, por ejemplo, fingen serlo para ser aceptados en un estrato social más alto.

La moral y la hipocresía de la época se revisa y se critica a través de los ojos de los perros. Por eso, los protagonistas tienen como característica el ser educado, contrario a los hombres que se dejan arrastrar por sus pasiones más bajas.

Frases

“Me fui por donde la fortuna quisiese llevarme”.

“Tomaré tu consejo y esperaré que me cuentes tus sucesos”.

“Ahora acabo de confirmar lo que he oído decir”.

“El cielo te conceda el bien que deseas y me dejes filosofar”.

“Al desdichado las desdichas lo hallan, aunque se esconda”.