El Lazarillo de Tormes

Autor:  Diego Hurtado de Mendoza

Fecha publicación: 1554

Género: Novela picaresca / Clásicos Universales

El Lazarillo de Tormes es una novela de estilo epistolar que cuenta las vicisitudes por las que pasa un joven llamado L√°zaro, desde que era apenas un ni√Īo de ocho a√Īos hasta que llega a la adultez. Pero no podemos ver el libro como si solo se tratara de la historia de L√°zaro, pues es m√°s que eso. El autor usa las dificultades del protagonista para realmente retratar y criticar a la sociedad espa√Īola del siglo XVI. Descubre m√°s de ello con el resumen que te traemos.

Resumen y sinopsis

El t√≠tulo completo de esta obra es La vida de Lazarillo de Tormes y de sus fortunas y adversidades, y es considerada una de las novelas representativas de la literatura espa√Īola.¬† La obra, escrita por Diego Hurtado de Mendoza, aunque por mucho tiempo se dijo que era an√≥nima, es una verdadera y fuerte cr√≠tica a la sociedad de la √©poca, cuyo mensaje m√°s importante es que las apariencias enga√Īan y que, sin astucia, dif√≠cilmente se pueda sobrevivir.

Esta novela autobiogr√°fica nos presenta al joven L√°zaro, quien narra todas las vicisitudes que tuvo que atravesar hasta convertirse en adulto. De esta, las ediciones m√°s antiguas conocidas hasta ahora datan del a√Īo 1554.

L√°zaro fue un joven nacido por all√° por el siglo XVI cerca del r√≠o Tormes, en la ciudad de Salamanca, lugar de donde toma su apodo. Fue el primer hijo del molinero Tom√© Gonz√°lez y de do√Īa Antonia P√©rez. √Čl, desde muy ni√Īo, debi√≥ enfrentar situaciones dif√≠ciles, puesto que su padre muri√≥ cuando apenas ten√≠a ocho a√Īos y luego, ya un poco m√°s grande, fue entregado por su madre a un ciego. Este prometi√≥ alimentarlo y tratarlo bien, pero nunca lo aliment√≥ y solo se dedic√≥ a golpearlo.

Sobre el autor 

Durante mucho tiempo se dijo que el autor del Lazarillo de Tormes era anónimo. Se desconocía quién era el autor de esta obra.

Sin embargo, reconocidos especialistas literarios durante a√Īos estuvieron investigando con el fin de dar con la personalidad que dio vida al texto y aunque ten√≠an una lista de posibles autores, no tuvieron √©xito. No encontraron informaci√≥n que pudiera corroborar sus sospechas.

Fue justo cuando finalizaba la primera d√©cada del siglo XXI, en el a√Īo 2010, cuando la pale√≥grafa Mercedes Agull√≥ se√Īal√≥ que el autor de la novela que inaugur√≥ la picaresca espa√Īola fue Diego Hurtado de Mendoza, uno de los hombres m√°s influyentes de la Andaluc√≠a del Siglo XVI.

Agulló llegó a la conclusión anterior después de encontrar unos papeles pertenecientes al encargado de redactar el testamento del poeta y diplomático  Diego Hurtado. Los datos encontrados en 2010 cerraron el debate sobre el autor de la célebre obra.

¬ŅQui√©n fue Diego Hurtado de Mendoza?¬†

Diego Hurtado de Mendoza naci√≥ en Granada hacia el a√Īo 1504 y muri√≥ en la ciudad de Madrid el 14 de agosto de 1575. Este importante pol√≠tico y escritor espa√Īol tuvo una amplia y s√≥lida formaci√≥n human√≠stica que le permiti√≥ desempe√Īar con maestr√≠a diferentes cargos diplom√°ticos bajo las √≥rdenes de Carlos I. Adem√°s, fue embajador en Inglaterra y Venecia, as√≠ como gobernador y capit√°n general de Siena. De regreso a Espa√Īa, se dedic√≥ a escribir sus experiencias como diplom√°tico.

Entre sus obras m√°s emblem√°ticas est√°n La guerra de Granada -libro publicado en 1627 y que narra la sublevaci√≥n de los moriscos-, el Di√°logo entre Caronte y el alma de Pedro Luis Farnesio y, desde el a√Īo 2010, se le atribuye la autor√≠a del Lazarillo de Tormes. Si se quiere, su obra m√°s importante.

Resumen del Lazarillo de Tormes

En esta novela picaresca, se nos relata la historia de la vida de L√°zaro: el ni√Īo que naci√≥ en el seno de una familia pobre y que desde muy peque√Īo fue obligado a servir a diferentes amos. Una vez llegada la adultez, logra independizarse y tener la vida que tanto so√Ī√≥.

L√°zaro nos cuenta su caso, su pasado, con el fin de justificar su conducta moral, la que aprendi√≥ de su madre, quien le ense√Ī√≥ la importancia de andar con los buenos, siempre que estos le pudiesen ayudar a sobrevivir. En cierto modo, √©l fue educado para ser astuto, para enga√Īar y hacer todo lo posible por asegurar su subsistencia.

La obra se divide en siete tratados, en los que el propio Lázaro nos cuenta cómo va perdiendo la ingenuidad y a cambio desarrolla su sentido de supervivencia, todo debido a las experiencias por las que pasa.

Primer tratado. El ciego

El primer tratado nos muestra a L√°zaro de Tormes narrando su ni√Īez y lo dura que esta fue. L√°zaro nos cuenta que debe su nombre al r√≠o Tormes, lugar donde naci√≥. Adem√°s, nos dice que cuando apenas ten√≠a ocho a√Īos su padre fue acusado de robo y sentenciado a servir como caballero contra los moros, perdiendo la vida en esta cruzada.

Tal situación lleva a Lázaro y a su madre a vivir a otra ciudad. En su nuevo hogar, la madre conoce a un hombre de nombre Zaide e inicia una relación con este. La relación fue vista con buenos ojos por Lázaro, porque Zaide proporcionaba alimentos al hogar, pero un día la felicidad se terminó. Zaide cometió un robo y fue capturado. Tanto Lázaro como su madre quedaron nuevamente desamparados.

En medio de aquel suceso, la madre de Lázaro, que se encontraba desesperada, conoce a un ciego que estaba necesitando un guía y pensó que Lázaro podía servir para tal encomienda. Así que le dio permiso de irse con el ciego.

El ‚Äúbuen hombre‚ÄĚ prometi√≥ alimentar y cuidar al joven L√°zaro, pero la verdad fue otra. El peque√Īo pocas veces recibi√≥ alimentos, pero s√≠ severos maltratos que le llevaron, despu√©s de un tiempo, a repudiar la actitud de ciego y, por supuesto, a planificar su huida. Lo curioso es que, pese a todo, L√°zaro se muestra agradecido con el ciego, pues de √©l aprende a sobrevivir en la calle y desarrollar su astucia.

 Segundo tratado.  El clérigo de Maqueda

Tras abandonar al ciego, el pobre Lázaro se queda durante unos días vagando y sin amo. Sin embargo, su  suerte pronto cambia.

En este momento, Lázaro se encuentra con un clérigo que parecía ser un hombre muy agradable. Este le ofrece trabajo de monaguillo durante las misas.

Trabajar con un cl√©rigo revive en L√°zaro la esperanza. √Čl, que hab√≠a vivido tan mala experiencia con el ciego, piensa que ahora que es monaguillo las penurias se terminar√°n. Nada m√°s alejado de la realidad. Lo cierto es que pasa m√°s hambre que con el cl√©rigo que con el ciego.

El clérigo nunca le da de comer y también lo trata mal. El tiempo que comparte con él le sirve a Lázaro para reflexionar sobre lo hipócrita puede llegar a ser una persona. Por un lado, predica bondad, pero en su casa trata mal a Lázaro, quien después de mucho intentar por fin logra irse a Toledo.

Tercer tratado.  El escudero

Esta vez L√°zaro llega a Toledo y mientras yace malherido a causa de los golpes propinados por su anterior amo, se encuentra con un escudero.

El escudero le ofrece trabajo y Lázaro inocente cree que ahora sí su condición cambiará, pero nada más alejado de la realidad. El joven sigue viviendo en la más triste de las miserias y mientras vive con el escudero se da cuenta que algunas personas, por el solo hecho de guardar las apariencias, son capaces de hacer creer a los demás que tienen mucho dinero. La verdad es que el escudero no tiene ni para comer y mucho menos para pagar el alquiler.

Un buen d√≠a L√°zaro es abandonado por el escudero, quien lo deja a su suerte y ni siquiera le agradece las ayudas recibidas. Con esta acci√≥n el escudero demuestra que no tiene nada ni de caballero ni de honorable, pues un verdadero escudero jam√°s abandonar√≠a a su compa√Īero.

Cuarto tratado.  El fraile de la Merced

Llegamos al momento en el que nuestro protagonista se encuentra con su cuarto amo, el fraile de la Merced. Se trata de un hombre religioso, amante de las largas caminatas y las mujeres.

Al lado de este hombre, al que le encantaba caminar, L√°zaro realiza interminables caminatas hasta que en una de esas andanzas da√Īa sus zapatos por completo. En vista de lo sucedido, el fraile le regala unos nuevos. Este suceso jam√°s ser√° olvidado por el joven.¬† Pero un d√≠a, harto de caminar, decidi√≥ abandonar al religioso y buscarse su propia suerte.

Quinto tratado. El bulero

En esta oportunidad, L√°zaro se encuentra con su quinto amo, el bulero. Este se dedica a entregar bulas a cambio del dinero de los creyentes, era un verdadero mentiroso y estafador, pues vend√≠a bulas falsas con el √ļnico inter√©s de obtener beneficios econ√≥micos.

Estar con este hombre le permite al lazarillo reflexionar nuevamente sobre la corrupci√≥n existente en la iglesia y aprender sobre la codicia. Por ello, transcurridos unos cuantos meses, nuestro protagonista abandona al vendedor de bulas y emprende la b√ļsqueda de un amo m√°s honesto.

Sexto tratado. El pintor y el capell√°n

Los dos amos de este tratado pasan poco tiempo con Lázaro. El sexto de ellos fue un pintor con el que estuvo solo unos días, porque no lograron entenderse.

El segundo, su séptimo amo, es un capellán con el que Lázaro aprende a trabajar para ganar su propio dinero, pero esto lo hace bajo condiciones de trabajo realmente miserables. Trabajar con este explotador le permitió a Lázaro comprar su propia ropa y dar cambio a su apariencia. Una vez logró los cambios que deseaba, se fue.

Séptimo tratado. El alguacil y el arcipreste de San Salvador

Se trata de la √ļltima parte del libro. En esta se narra lo que vivi√≥ con su octavo y noveno amo. El siguiente en la lista fue un alguacil. Dura poco tiempo con √©l, pues considera que los pensamientos de este lo pod√≠an llevar a la muerte.

El noveno y √ļltimo amo es un arcipreste de San Salvador. Este le presenta a una de sus criadas y L√°zaro la toma como esposa. Con ella nuestro personaje principal logra encontrar la estabilidad y felicidad que siempre dese√≥.

Contexto en el que se desarrolla la obra 

El Lazarillo de Tormes se publica por primera vez a mediados del siglo XVI, cuando reinaba Carlos I de Espa√Īa y V de Alemania.

La publicaci√≥n de esta obra se da en medio de un contexto pol√≠tico en el que el imperio espa√Īol estaba concentrado en unificar tanto los territorios europeos bajo su dominio como los americanos.

El Lazarillo de Tormes surge en una época en que la sociedad atravesaba un período de decadencia económica, lo que generaba un malestar generalizado en todos los ciudadanos.

Pasa que la sociedad de esa época estaba sumida en la más profunda pobreza. Carlos I se preocupaba más por conquistar territorios, mientras que la miseria, el hambre, la mendicidad y la delincuencia, reinaban en la Europa medieval. Y es precisamente este el escenario que fue usado por el autor del Lazarillo para mostrar la realidad de la sociedad de ese tiempo.

Particularidades del Lazarillo

Esta novela se caracteriza por estar narrada en primera persona y tener un protagonista que al mismo tiempo funge como narrador. Aunque las situaciones que se narran pueden llegar a ser bastante dolorosas, estas están contadas en un tono pícaro y suelen ser una especie de burla a la sociedad.

En el Lazarillo, contrario a otras obras de la literatura, no existe un héroe. En este caso el pícaro es una especie de antihéroe. Es decir, una persona de dudosa moral que se vale de su astucia para conseguir ciertos beneficios. No conoce de valores morales.

Una de las cosas m√°s interesantes del texto es que los relatos cortos s√≥lo tienen en com√ļn la presencia del protagonista. Otra cuesti√≥n a remarcar es que esta no gira en torno al amor, ya que no es un tema principal.

Asimismo, el Lazarillo de Tormes se caracteriza por tener un lenguaje sencillo y lleno de elementos humorísticos. La presencia de refranes y dichos populares es otro elemento importante.

Temas que se tocan en el Lazarillo

El recorrido que hace Lázaro sirve para exponer diferentes circunstancias relacionadas con la realidad que vivían los hombres y mujeres del siglo XVI.  Las vivencias de Lázaro van a servir para que el lector pueda ver la otra cara de esa sociedad. Algunas de las cuestiones presentes en el libro son las siguientes.

El honor

El Lazarillo se escribe en un momento en el que honor y linaje eran casi sinónimos. Mientras más importante fuese una familia más dignos eran de ser considerados.

Además de ello, una de las características de la época era que ascender en las clases sociales no era tan fácil. Seguro notaste que Lázaro se preocupa mucho por llegar a una posición social elevada y aunque hace de todo para lograrlo, sus esfuerzos siempre son en vano.

También está muy marcada la idea de que la sangre debía ser pura, por ello algunos grupos raciales eran excluidos: judíos y moros, por ejemplo.

La iglesia como símbolo de corrupción

Uno de los temas que se resalta en el Lazarillo es el de la corrupción imperante entre los miembros de la iglesia. Cuando el Lazarillo se topa con estos personajes, se da cuenta que son todo lo contrario a lo que debería ser un hombre que sirve a Dios.

La avaricia, la corrupción y el egoísmo suelen ser las características de estos hombres con los que Lázaro tiene la mala fortuna de toparse.

La lucha por sobrevivir

L√°zaro se enfrenta a una de las situaciones m√°s dif√≠ciles de la sociedad del siglo XVI: el hambre. A trav√©s del protagonista, se representa la constante lucha que hombres, mujeres y ni√Īos deben librar cada vez que necesitan alimentarse. El pan en la mesa es un privilegio de pocos y, por lo general, solo lo encuentra el m√°s astuto.

La mendicidad

La Espa√Īa del siglo XVI ve√≠a c√≥mo sus hombres llevaban una vida ruin y llena de desventuras. La mendicidad era una realidad en la que muchos estaban inmersos y L√°zaro la supo representar muy bien. El personaje en varias ocasiones lleva vida de mendigo y sufre las desdichas de quien no tiene hogar.

La orfandad

La orfandad fue un problema que azot√≥ a Europa y espec√≠ficamente a Espa√Īa durante el siglo XVI. Muchas veces los padres se ve√≠an en la necesidad de abandonar a sus hijos a su suerte, debido a los problemas econ√≥micos que enfrentaban.

A trav√©s del peque√Īo L√°zaro esta realidad se representa. El mismo es un ni√Īo que ha sufrido el desamparo de su madre y que debe ingeni√°rselas para sobrevivir.

Las apariencias

Todos aprovechan su condici√≥n para enga√Īar a otras personas. La mayor√≠a de los amos del Lazarillo vive en condiciones miserables. Sin embargo, fingen lo contrario, aunque no tienen ni para comer. L√°zaro se encarga de resaltar que, en realidad, nada es lo que parece.

Una sociedad egoísta

Se trata de una sociedad en la que todos, sin excepci√≥n, piensan √ļnicamente en s√≠ mismos. Nadie se preocupa por el otro, porque cada quien est√° pendiente de resolver su propio d√≠a a d√≠a.

Sobre los personajes 

El Lazarillo es de esos personajes que a medida que avanza la obra va tomando forma. Ello le permite al lector darse cuenta que est√° ante la presencia de un p√≠caro.¬† A trav√©s de la figura de L√°zaro, el autor retrata las penurias de la sociedad espa√Īola medieval. √Čl es un personaje del pueblo que vive el d√≠a a d√≠a, pero sin mayor ilusi√≥n. Su principal deseo es satisfacer el hambre y lograr un poco de estabilidad.

L√°zaro es un personaje que siempre se muestra decidido y esto no es de extra√Īar. Aunque es muy joven, debido a sus vivencias tiene que madurar r√°pidamente. Las experiencias y lecciones aprendidas a su corta edad no le dejaron otra opci√≥n.

En el fondo, lo √ļnico que espera es que su vida d√© un cambio y finalmente llegue el momento en el que se convierta en un hombre estable, tal como le pasa al final de la obra.

Desde luego, es un personaje que te cautivará con sus vivencias y te hará vivir sus experiencias como si fuesen tuyas. Por otro lado, los personajes que representan a los amos de Lázaro son utilizados como reflejo del egoísmo y la desigualdad que se vivía en ese entonces.

An√°lisis del Lazarillo de Tormes

Cuando leas el Lazarillo de Tormes te vas a dar cuenta de que se trata de una obra que busca dar una idea de c√≥mo viv√≠an las personas en el siglo XVI y de lo severo que era el sistema imperante. Uno donde lo √ļnico que resaltaba era la corrupci√≥n.

Se trata de una sociedad que mantiene la esperanza pese a la miseria en la que vive. En esa √©poca, si no pertenec√≠as a la iglesia o a la nobleza eras un miserable y lamentablemente no gozabas de ning√ļn privilegio.

Es importante leer el Lazarillo teniendo en cuenta que se trata de una obra que destaca por la crítica social y moral, presente a lo largo y ancho del texto. Por ello, un elemento notorio es el tono sarcástico y burlesco con el que el autor muestra las injusticias y contradicciones que persiguen al pueblo de esa época. Mediante dichos mecanismos se hace una crítica mordaz a la sociedad.

Sin duda, se trata de un libro que no puedes dejar de leer. Es de esas obras con la que te vas a divertir, porque hay mucho de humor en ella, pero también es de esos textos que te invita a pensar y a cuestionar lo que la falta de valores hace con la sociedad.

Frases

‚ÄúCu√°ntos debe haber en el mundo que huyen de otros porque no se ven a s√≠ mismos‚ÄĚ.

‚ÄúArrimarse a los buenos por ser uno de ellos‚ÄĚ.

‚ÄúYo oro ni plata no te puedo dar, m√°s avisos para vivir muchos te mostrar√©‚ÄĚ.

‚ÄúDesde que Dios cre√≥ el mundo, ninguno form√≥ m√°s astuto ni sagaz. En su oficio era un √°guila‚ÄĚ.