El libro de buen amor

Autor: Juan Ruiz, Arcipreste de Hita

Fecha publicación: 1330 Y 1343

Género: Clásicos / Literatura medieval / Mester de clerecía

El libro de buen amor, uno de los grandes cl√°sicos de la literatura medieval espa√Īola, se centra en los amores no correspondidos son los protagonistas. Los amores frustrados de Juan Ruiz, el Arcipreste de Hita, son el punto de partida de una historia con tono autobiogr√°fico en la que diferentes culturas se encuentran para reflejar una √©poca.

Juan Ruiz, el Arcipreste de Hita narra sus diferentes aventuras amorosas con el fin de contar al lector unas historias de amor que tienen como objetivo dejar una ense√Īanza moralizante. Se trata de un libro que se compone de versos irregulares y que, adem√°s, incluye canciones, f√°bulas y sermones.

Resumen y sinopsis

Una disputa entre don Amor y el Arcipreste en el que llegan a la conclusi√≥n de que el amor es destructivo, porque es capaz de da√Īar la cordura del hombre.

Don Amor toma como punto de partida los versos de Ovidio para hablar de la mujer perfecta, en cuanto a físico, mientras que el Arcipreste es instado a dejarse guiar por una celestina, la cual elabora pociones para amar y enamorar. De esta manera el autor nos narra el comportamiento que todo hombre debe tener cuando está frente a una mujer. La idea es promover el buen amor, basado en las convenciones morales de la época, y evitar las pasiones desmedidas.

Sobre el autor

El autor de El libro de buen amor o Libro de los cantares, Juan Ruiz, quien vivi√≥ entre el 1283 y el 1350, fue conocido como el arcipreste de Hita y el creador de una obra que resalta por su propuesta narrativa catalogada como una de las m√°s importantes de la literatura medieval espa√Īola.

La obra de Ruiz se caracteriza por su riqueza estilística y por la ironía presente en cada una de sus páginas.

Resumen de El libro de buen amor

El libro inicia con un prólogo en prosa donde el autor le cuenta al lector que se trata de su propia historia y que esta fue escrita mientras se encontraba en la cárcel. Además, en este preámbulo realiza algunas acotaciones con el fin de que el lector pueda hacer una correcta interpretación del libro.

Hechas las acotaciones pertinentes, el lector se topa con la historia de una disputa entre griegos y romanos. Se trata de un cuento popular que busca ense√Īar al ciudadano a tener cuidado con las interpretaciones que hace de lo que se dice. Esto se hace con la intenci√≥n de volver a alertar al lector sobre las posibles interpretaciones del libro.

Don Mel√≥n y do√Īa Endrina

La narraci√≥n sigue avanzando, pero en forma de aventura hasta situar al lector ante la historia de don Mel√≥n y do√Īa Endrina. En esta parte del relato se nos cuenta un poco sobre una novela del siglo XII llamada Pamphilus, en la que don Mel√≥n busca una gu√≠a para dar con do√Īa Endrina, pero al final se da cuenta que no hay mejor gu√≠a que Dios cuando de actuar con sabidur√≠a se trata.

Aunque √©l ha llegado a esta conclusi√≥n, la celestina insiste y habla con do√Īa Endrina para pedirle que acepte a don Mel√≥n como su esposo. La conversaci√≥n es muy productiva y se da el encuentro amoroso o eso es lo que se cree, pues esta parte del libro no aguanto el paso del tiempo. Para mantener la honra de la mujer, don Mel√≥n le confirma que s√≠ se casar√° con ella.

√öltimas historias del Libro del buen amor

Los √ļltimos relatos nos son tan importantes como el de don Mel√≥n y do√Īa Endrina. Sin embargo, bien vale la pena que sean contados, pues en el primero de ellos ocurren varias aventuras serranas, como la de la Chata, la cual tiene un tono c√≥mico y un lenguaje bastante vulgar. De esta manera se muestra a una muchacha que pasa sus d√≠as pidiendo regalos a cambio de dar todo su amor a los hombres.

Después se cuenta que mientras huía de Somosierra, él encontró otra serrana que también iba pidiendo regalos a cambio de favores sexuales. Esta mujer logra convencerlo y él termina cediendo a las peticiones de la misma.

Tras estos episodios un tanto inc√≥modos, se presenta el combate de don Carnal y do√Īa Cuaresma, quienes van a duelo. El primero va acompa√Īado de un gran ej√©rcito, pero la tropa se embriaga y llegan muy mal a la batalla, por lo que do√Īa Cuaresma resulta ganadora y don Carnal termina preso. Este deber√° hacer penitencia para lograr su absoluci√≥n.

Finalmente, se presenta una serie de aventuras m√°s cortas que se caracterizan por dejar una moraleja. Aparece nuevamente la celestina, llamada Trotaconventos. Esta primero fracasa al intentar convencer a una viuda y luego cuando intenta convencer a la monja Gaorca de romper sus votos, lo que esta no acepta, y termina con una mora, que se convierte en la moraleja final del buen amor.

Como podemos ver, la obra del Arcipreste de Hita se enfoca en dejarnos una ense√Īanza que ayude a distinguir entre el buen amor y el mal amor. El primero es m√°s espiritual y aboga por un sentimiento desinteresado hacia la persona amada. El segundo, en cambio, es juvenil, pasional y se deja llevar por las apariencias. Gracias a su larga experiencia, el autor nos dice que siempre debemos preferir el primero en vez del segundo.

Frases

‚ÄúY yo, como soy hombre, como cualquier otro pecador, a veces tuve por las mujeres gran amor, que el hombre pruebe las cosas no es, por tanto, lo peor, y saber el bien y el mal y usar lo mejor‚ÄĚ.

‚ÄúSi la mujer es cuerda, no hay que celarla, luego si no le puedes probar nada, no le seas desagradable‚ÄĚ.

‚ÄúEs el agua muy blanda y da en piedra muy dura, / Mas, si da muchas veces, hace gran cavadura‚ÄĚ.

‚ÄúCon arte se quebrantan los corazones duros, t√≥manse las ciudades, derr√≠banse los muros, caen las torres altas, √°lzanse pesos duros: por ma√Īa juran muchos, por ma√Īa son perjuros‚ÄĚ.