El mito de la caverna

Autor:聽Plat贸n

Fecha publicaci贸n:聽 聽a帽o 380 a. de C.

G茅nero:聽Cl谩sicos / Alegor铆a

El mito de la caverna, relato de Plat贸n, ilustra la manera en la que las personas vivimos en sociedad y c贸mo todo lo que percibimos es mera ficci贸n.

Resumen y sinopsis

A trav茅s de una alegor铆a Plat贸n explica su teor铆a sobre la existencia de dos mundos: el de lo sensible y el de las ideas.

El autor usa la met谩fora para describir la situaci贸n que envuelve a los seres humanos cuando est谩n ante estas dos formas de conocimiento.

Es as铆 como a trav茅s de una situaci贸n ficticia Plat贸n nos ayuda a entender la relaci贸n que, seg煤n 茅l, hay entre lo f铆sico y el mundo de las ideas.

El mito de la caverna se convierte en una especie de alegor铆a del conocimiento. El utiliza este mito para explicar que el hombre desde el momento de su nacimiento se encuentra en una caverna y eso que consideramos real son solo sombras en la pared.

Sobre el autor

El fil贸sofo griego Plat贸n naci贸 en Atenas hacia el a帽o 427 a.C.聽 y es considerado, junto con su maestro S贸crates y su disc铆pulo Arist贸teles, uno de los tres grandes pensadores de la tradici贸n filos贸fica occidental.

Hay quienes piensan que antes de Plat贸n no hubo filosof铆a, sino prehistoria de la filosof铆a o filosof铆a presocr谩tica. Es decir, Plat贸n es considerado el verdadero fundador de la disciplina como acad茅mica.

Una de las obras m谩s conocidas de Plat贸n es La Rep煤blica, en la que se encuentra el mito de la caverna, escrita hacia el a帽o 380 a. de C. En este texto el fil贸sofo griego expone varios conceptos y teor铆as relacionadas con el origen del conocimiento, la representaci贸n de las cosas y la naturaleza de la realidad.

Este fil贸sofo griego dedic贸 toda su vida a la actividad de maestro y escritor. Plat贸n muri贸 a la edad de 81 a帽os, en el a帽o 347 a.C, y fue enterrado en los jardines de la escuela filos贸fica que 茅l mismo fund贸, La Academia.

Resumen de El mito de la caverna

El mito de la caverna de Plat贸n es un di谩logo en el que S贸crates y Glauc贸n conversan sobre lo que es capaz de hacer el conocimiento y la educaci贸n en las personas.

S贸crates le pide a Glauc贸n que imagine un grupo de prisioneros que est谩n encadenados desde ni帽os y se encuentran detr谩s de un muro en las profundidades de una oscura caverna. Ellos, que son una especie de esclavos, solo pueden ver como una antorcha ilumina el otro lado de la caverna y gracias a la sombra pueden observar la silueta de los objetos que se encuentran sobre el muro.

Las siluetas que pueden ver a veces parecen figuras humanas y otras de animales. Estas se proyectan en la pared de muro que los esclavos pueden ver y estos, que no han tenido otra educaci贸n, piensan que se trata de objetos reales, todos pertenecientes a su propia realidad.

Seg煤n S贸crates los prisioneros creen que lo que est谩 del otro lado es el mundo real. Ninguno se da cuenta de que solo se trata las sombras de esos objetos.

Transcurrido un tiempo, uno de los prisioneros logra quitarse las cadenas y se encamina hacia la salida de cueva. El hombre se da cuenta que la luz del fuego est谩 m谩s all谩 del muro y siente que el resplandor lo ciega, lo que casi hace que este regrese a la oscuridad.

Pasado un tiempo, el hombre se va acostumbrando a la luz del fuego y comienza a avanzar, pero con dificultad. Para S贸crates este hombre simboliza la adquisici贸n del conocimiento. Una vez que sale de la cueva, en donde antes solo ve铆a los las sombras que se reflejaban gracias al fuego, logra verla directamente.

El hombre tiene la oportunidad de ver la luna, el sol y las estrellas. Esto hace que el exprisionero piense de manera que comienza a ver ese mundo exterior como un lugar superior. Ahora que tiene ese nuevo conocimiento, este vuelve a la caverna para contarles a los prisioneros todo lo que vio, pues considera necesario ayudarles a ir al mundo real. El hombre est谩 convencido que conocer el mundo exterior puede cambiar a los prisioneros.

Una vez en la caverna聽 con los otros prisioneros, el hombre ya no puede ver bien, as铆 como lo hac铆a antes de salir, porque ahora ya se ha acostumbrado a la luz que hay en el exterior. Los prisioneros piensan que el hombre se ha vuelto loco y que lo mejor ser谩 no acompa帽arlo afuera.

Para S贸crates, dif铆cilmente los prisioneros hagan algo para ir al otro lado de la caverna. 脡l est谩 seguro que los hombres evitar谩n salir y si alguien intentara convencerlos es posible que hasta intenten matarlo, aun cuando salir de la caverna signifique la libertad.

De esta manera, Plat贸n utiliza un supuesto di谩logo entre S贸crates y Glauc贸n para presentar su teor铆a de las ideas, basadas en conceptos que se contraponen. Por un lado est谩 el mundo sensible, donde las experiencias se viven a trav茅s de los sentidos y, por otro, el mundo inteligible o de las ideas, en el que se llega a la experiencia a trav茅s del conocimiento, la realidad y el sentido de la vida.

Frases

鈥淣o son los ojos los que ven, sino lo que nosotros vemos por medio de los ojos ()鈥.

鈥淓l hombre sabio querr谩 estar siempre con el que es mejor que 茅l ()鈥.

鈥淒ebemos buscar para nuestros males una causa que no sea Dios ()鈥.

鈥淏uscando el bien de nuestros semejantes encontraremos el nuestro ()鈥.

鈥淟os id贸latras siempre tendr谩n miedo del amor, pues nada los amenaza tanto como su proximidad. Deja que el amor se les acerque y pase por alto el cuerpo, como sin duda har谩, y corren despavoridos, sintiendo c贸mo empiezan a estremecerse y a tambalearse los cimientos aparentemente s贸lidos de su templo.鈥