Ensayo sobre la ceguera

Autor: José Saramago

Fecha publicación: 1995

Género: Novela / Ciencia ficción social y post-apocalíptica

Ensayo sobre la ceguera es una novela de José Saramago, quien en 1998 obtuvo el Premio Nobel de Literatura. Quédate con nosotros y descubre la profundidad de la realidad de los hombres, evidente a partir de la «ceguera blanca».

Resumen y sinopsis

La historia de Ensayo sobre la ceguera es una crítica de la sociedad actual. Se pone en evidencia el egoísmo, la violencia y la pérdida de la moral. Además, revela la endeble estructura de la sociedad, las instituciones, la economía, entre otros, ante la alteración que provoca la pérdida de la visión.

La novela sigue el desarrollo de varias personas que son puestas en cuarentena debido a la «ceguera blanca». De esta manera somos testigos de los horrores que depara el caos, a partir del olvido del orden que debería ser cuidado por los militares. Así, los aspectos más viles del hombre quedan expuestos.

Tras escapar del lugar, el grupo descubre que toda la ciudad está llena de ciegos. La enfermedad ya está en todo el mundo. Los ciegos no encuentran a sus familiares porque la sociedad está destruida. Después, recuperan la vista tal como la perdieron, espontáneamente.

Resumen de Ensayo sobre la ceguera

La novela permite una lectura alegórica. En ese sentido, la ceguera puede interpretarse como la ignorancia y la irracionalidad de las personas de la sociedad actual. La mujer, quien sí puede ver, es simbólicamente quien ve las como son en realidad. Hay un matiz con la famosa alegoría platónica de la caverna. Por eso, la visión de la mujer es la revelación de la cruel realidad.

Parte I – X

La historia inicia cuando un hombre queda ciego. Está dentro de un coche, en pleno tráfico, y esto aumenta que se muestre confundido y temeroso. Cuando una multitud se reúne alrededor de él, un hombre se ofrece para poder conducirlo hasta su casa. El ciego acepta y, tras ser dejado en su hogar, le roban su coche.

Luego, sucede que el ladrón también se vuelve ciego, espontáneamente, mientras intentaba esconder el coche. Después, el primer ciego va al doctor para tratarse. El médico, la secretaria y los demás pacientes del lugar se quedan ciegos. Llama la atención un hombre con una venda, un niño estrábico y una mujer cuya particularidad son sus gafas oscuras.

El primer ciego sale confundido porque el médico no logró curarlo. De esta manera, se desata una ola de ceguera por toda la ciudad. La historia pasa, entonces, al médico y su esposa. Los casos ya no son aislados. Cuando el doctor se pone a leer, espontáneamente, también pierde la visión.

El Ministerio de Salud toma la decisión de que el médico debe salir de su casa para ser conducido a otro sitio. La cuarentena la pasará lejos y es por ello que su esposa miente al asegurar que también está ciega. La cuarentena se lleva a cabo en un manicomio abandonado. En ese lugar la situación, rápidamente, se vuelve inestable y peligrosa.

De esta manera, empiezan a llegar varias personas que viven la misma situación de «ceguera blanca». El suministro comienza a escasear y esto propicia que una banda tome el control de las instalaciones.

Parte XI – XVII

Empiezan las atrocidades ya que se rompe la armonía entre los ciegos. No hay quién ponga orden en plena situación. Los militares desisten de cumplir su misión porque tienen miedo de contagiarse y toman medidas muy extremas. Llegan a asesinar mediante el abuso de las armas.

Los ciegos no son conscientes de las condiciones infrahumanas en la que viven. Explota el caos por la falta de autoridad. Todos hacen lo que quieren y pueden. Se pierde el respeto por los demás y la moral desaparece.

Incluso se llegan a exigir sexo a las mujeres si es que quieren alimentarse. Ya no existe una línea entre el bien y el mal. Así, en pleno alboroto, una mujer, harta de las atrocidades, decide incendiar el lugar sacrificándose en el acto. Esto es aprovechado por el grupo de ciegos para escapar ya que los militares ya no están.

Cuando llegan a la ciudad descubren, con sorpresa, que todo el mundo está ciego. El grupo decide que se deben mantener unido para poder sobrevivir a los peligros que se presentarán. De esta manera, se proponen buscar sus casas, pero muchas de ellas ya han sido ocupadas por otras personas. También se evidencia que no hay señales de sus familias o de quienes fueron sus amigos.

Al final llegan a la conclusión de instalarse en la casa del médico y vivir como una familia. Después, todos llegan a recuperar la visión de la misma forma como la perdieron, es decir, espontáneamente. Las experiencias que han sufrido los hace reflexionar acerca de las cosas aprendidas en su odisea y, por ende, sobre la humanidad.

Análisis de Ensayo sobre la ceguera

La obra tiene un estilo particular. Las frases que presentan son largas y por eso los pensamientos y las líneas de los diálogos hacen que se mezclen la voz del narrador y la de los personajes. Este hecho ayuda a la confusión generada por la pandemia. También es característica la presencia de refranes y lugares tematizados y cuestionados.

Además, se presenta un gobierno que trata con brutalidad a sus ciudadanos. No se menciona el nombre de la ciudad. Los personajes tampoco presentan nombres propios. Esto asegura la lectura con un tono alegórico.

Frases

“Pasó a regular la velocidad, aunque para conseguirlo tuviera que aumentar la velocidad o reducirla hasta provocar la irritación”.

“A través de los párpados cerrados había visto la claridad de las bombillas, pero ahora le parecía notar otra presencia luminosa”.

“Los gritos habían disminuido, eran los ciegos traídos en rebaño que tropezaban agitando las manos como quien se está ahogando”.

“Es asombroso cómo consigue orientarse entre aquel rompecabezas de salas, y cómo sabe doblar en el punto exacto”.

“Tal vez la humanidad acabe viviendo sin ojos, pero entonces dejará de ser la humanidad”.