Fuenteovejuna

Autor: Félix Lope de Vega

Fecha publicación: 1619

Género: Obra Teatro / Drama

Fuenteovejuna es una obra de teatro cuyo autor es conocido como el F√©nix de los Ingenios, nos referimos a F√©lix Lope de Vega. Seg√ļn la cr√≠tica, esta obra se produce en una etapa barroca, y cronol√≥gicamente, presenta una transici√≥n entre este periodo y el anterior. Qu√©date con nosotros y descubre en este cl√°sico de la literatura espa√Īola, cu√°n importante es el tema del honor.

Resumen y sinopsis

La historia de Fuenteovejuna se centra en el accionar de este pueblo bajo el dominio del comendador Fern√°n G√≥mez. Este no respeta las leyes y abusa de su poder. Es un tirano que seduce a las mujeres o las toma por la fuerza; en suma, atenta contra el honor villano (‚Äúvillano‚ÄĚ entendido como propio de los habitantes de la villa).

Laurencia y Frondoso deciden casarse, sin embargo, el comendador ya había asignado a la bella Laurencia como su próximo objetivo, Así, en ese contexto, el pueblo de Fuenteovejuna, cansado de tanta crueldad, explota y asesina al comendador.

Los reyes mandan a investigar lo sucedido, sin embargo, la respuesta a quién es el asesino siempre es la misma: Fuenteovejuna. Por esta razón, los Reyes Católicos absuelven a los villanos, ya que no es posible conocer la identidad de los culpables. Estos hechos plantean la tesis de que un pueblo puede ajusticiar a su gobernante si éste se comporta como el comendador.

Resumen de Fuenteovejuna

Lo primero que debes saber es que esta obra, escrita en 1610, es definida como drama hist√≥rico o comedia hist√≥rica (seg√ļn la definici√≥n de comedia de la √©poca). Lope toma la historia de las Cr√≥nicas ¬†de las tres √≥rdenes de caballer√≠as de Santiago, Calatrava y Alc√°ntara (1572), donde se hace referencia a la rebeli√≥n del pueblo cordob√©s de Fuenteovejuna ante las injusticias de su comendador.

La obra, de un estilo sencillo con inclusión de giros populares, se encuentra estructurada en tres actos (cada uno cumple las siguientes funciones respectivamente: presentación, nudo y desenlace).

Emplea la t√©cnica dial√≥gica del personaje colectivo. Presenta la b√ļsqueda de la validaci√≥n de la justicia a trav√©s de la rebeli√≥n contra las malas autoridades, sin olvidar el amparo de los reyes.

Primer acto

La obra inicia cuando el comendador Fernán Gómez de Guzmán visita al joven maestre de Calatrava. Como este se hace esperar, el impaciente visitante comenta el concepto de la cortesía, virtud que para él es propia de la aristocracia.

Cuando por fin se da el encuentro, el comendador le recuerda al maestre que es a √©l a quien le debe su puesto. Luego, nos enteramos del contexto social. El reino est√° dividido en dos bandos a ra√≠z de la muerte de Enrique IV. As√≠, unos siguen a su hermana, la futura Isabel de Castilla, y otros, entre ellos el rey Alfonso de Portugal, siguen a la hija de Enrique IV, do√Īa Juana.

Entonces, descubrimos la raz√≥n de la visita. Fern√°n G√≥mez quiere que el maestre se una a la causa de do√Īa Juana y ataque Ciudad Real.

En Fuenteovejuna, Pascuala y Laurencia conversan acerca de los excesos del comendador quien mediante regalos y amenazas acosa a las mujeres, en especial a Laurencia. Las amigas censuran esta conducta.

Laurencia afirma que sabrá defender su honor y que prefiere la vida del campo sobre las cortesías que puede ofrecer el comendador. Luego, las labradoras discuten el comportamiento de los hombres y concluyen que estos son hipócritas, crueles e ingratos.

Aparecen en escena Mengo, Barrildo y Frondoso para pedir la opinión de las amigas labradoras. El tema gira en torno al amor. Mengo sostiene que lo que existe es el tipo egoísta. Barrildo defiende que es la causa de la armonía. A estos pensamientos, Laurencia alega que el amor es el deseo de la belleza y la virtud de lo amado.

Flores, uno de los hombres del comendador, regresa a Fuenteovejuna y cuenta cómo las tropas del maestre y Fernán Gómez tomaron la ciudad. Cuando llega el comendador, la villa lo recibe con una canción de alabanza y con productos agrícolas.

Fern√°n G√≥mez se dirige a la Casa de la Encomienda y llama a Laurencia y Pascuala, no obstante, ellas se niegan a ingresar. El comendador no comprende que se nieguen a aceptar sus favores. Pascuala afirma que ellas le deben obediencia, pero si ello pone en peligro su honra, no. Igualmente, Flores y Ortu√Īo tampoco logran convencerlas y las amigas se retiran.

En su palacio, Isabel y Fernando discuten la situaci√≥n pol√≠tica. Luego, son informados de que el maestre de Calatrava y el comendador Fern√°n G√≥mez conquistaron Ciudad Real para el bando de do√Īa Juana. Entonces, los reyes deciden enviar a don Rodrigo Manrique a reconquistar lo perdido.

En Fuenteovejuna, Frondoso le declara su amor a Laurencia e insiste en lo auténtico de su amor. Laurencia lo anima a que converse con su padre, pero la llegada del comendador hace que Frondoso se esconda.

Fernán Gómez intenta rendir la voluntad de Laurencia y nombra a varias mujeres que accedieron a sus favores; sin embargo, ella se muestra firme. Entonces, el comendador deja en el suelo su ballesta e intenta violarla. Esta acción provoca que Frondoso salga de su escondite y con el arma amenace al enfurecido comendador quien se ve obligado a liberar a Laurencia.

Frondoso se disculpa y alega que todo lo hace por amor, pero se niega a soltar el arma ya que Fernán Gómez lo mataría. Finalmente, se alejan del comendador quien promete vengarse.

Segundo acto

En la plaza de la villa, el alcalde Esteban, comenta las dificultades que enfrenta Fuenteovejuna. Se unen a la discusión Barrildo y el licenciado Leonelo, quienes debaten sobre la educación. Entran otros labradores y cuentan que el comendador intentó abusar de Laurencia. Entonces, manifiestan la necesidad de remediar la situación.

Llega el comendador a la plaza y se queja con el alcalde del rechazo de su hija Laurencia. Alega que, si otras mujeres de la villa accedieron a sus deseos, ella no tiene razón para repudiarlo.

Esteban le reprocha sus acciones y le pide vivir correctamente, pues el pueblo quiere permanecer bajo su honor. Incluso, el regidor le menciona que su deber es respetar y honrar el honor de sus vasallos.

El comendador, fiel creyente de que el honor solo lo poseen los nobles, se burla de la noción de los villanos y afirma que las mujeres se honran con cualquier trato que tengan con él. Se impacienta y expulsa a todos de la plaza.

Fernán Gómez, sin comprender la reacción de los villanos, les comenta a sus criados lo que sucedió. Luego, se muestra interesado en averiguar qué mujeres pueden estar dispuestas a sus deseos. Más tarde, un militar llega con la noticia de que están atacando Ciudad Real.

Laurencia y Pascuala se encuentran con Mengo y confiesan su temor de encontrarse con el comendador. Adem√°s, Laurencia reconoce su amor por Frondoso. En eso aparece Jacinta, quien est√° huyendo del comendador y sus criados. Pascuala y Laurencia escapan, y Mengo se propone defenderla.

Cuando llegan Ortu√Īo y Flores, Mengo trata de hacerles entrar en raz√≥n, pero Fern√°n G√≥mez ordena a sus hombres que lo amarren y lo azoten. Jacinta intenta razonar con el comendador y evoca la honradez de su familia y las costumbres de la villa. El comendador se enfurece y ordena que sea llevada con la tropa para que abusen de ella.

Frondoso sale de su escondite para visitar a Laurencia y le declara su amor. La labradora le contesta que hable con su padre. Cuando Esteban y el regidor comentaban las atrocidades del comendador y la guerra cuyo resultado esperaban que sea a favor de Isabel y Fernando, llega Frondoso y pide la mano de la hija del alcalde. Luego, Laurencia es llamada para que su padre lo apruebe.

Se produce la derrota de las tropas del maestre de Calatrava y el comendador lo deja solo. Los partidarios de los Reyes Católicos recuperan Ciudad Real.

En plena celebraci√≥n de la boda aparece Fern√°n G√≥mez y manda a detener a Frondoso. El alcalde trata de intervenir, pero el comendador no le hace caso y luego de cansarse de sus s√ļplicas, le quita su vara y lo golpea con ella. Luego, los hombres del comendador secuestran a Laurencia.

Tercer Acto

El √ļltimo acto inicia con la reuni√≥n del pueblo en donde se discuten los problemas que lo aquejan. As√≠, se sugiere acogerse a la protecci√≥n de los Reyes Cat√≥licos; el regidor menciona abandonar la villa y luego propone matar al comendador. Esteban, por su parte, afirma que el rey es el √ļnico se√Īor y no Fern√°n G√≥mez.

Ingresa Laurencia, con se√Īales de lucha en su cuerpo, a la sala del consejo e insulta a su padre y a los hombres de la villa por su poca hombr√≠a. Afirma que las mujeres har√°n lo que los hombres no pueden, es decir, defender la honra a mano armada. Entonces, sus palabras surten efecto y se inicia la rebeli√≥n de Fuenteovejuna.

Los habitantes de la villa se dirigen a la Casa de la Encomienda y llegan cuando est√°n a punto de ahorcar a Frondoso. Lo liberan para que calme a la multitud, pero este se une a los rebeldes. Llegan hasta donde est√° Fern√°n G√≥mez quien se disculpa y promete reparar los da√Īos. Sus palabras son in√ļtiles, el pueblo hace justicia y termina con su vida. Las mujeres castigan a los criados.

En el palacio de los Reyes Católicos, mientras don Rodrigo Manrique cuenta cómo reconquistaron Ciudad Real, entra Flores, uno de los hombres del comendador. Este exagera y pide justicia al informar lo sucedido en Fuenteovejuna. Los monarcas deciden enviar un juez para investigar lo acontecido.

En la villa hay un ambiente de fiesta. Los labradores se declaran leales a los Reyes Cat√≥licos y discuten qu√© decir cuando empiecen a investigar. Deciden responder que ha sido Fuenteovejuna. En esa situaci√≥n se anuncia la llegada del investigador. Laurencia se preocupa por Frondoso. Este se re√ļne con ella y le dice que no va a abandonarla, tampoco a sus vecinos.

Se inicia la investigación. Laurencia y Frondoso escuchan cómo torturan a los habitantes de la villa, incluso distinguen a Mengo. Todos son firmes al responder que fue Fuenteovejuna quien dio muerte al comendador. El pueblo celebra el ánimo de Mengo y de los otros villanos.

En el palacio de los Reyes Cat√≥licos, don Rodrigo Manrique interviene en favor del maestre quien solicita el perd√≥n real y alega que el comendador lo enga√Ī√≥. Los reyes preguntan sobre el resultado de la pesquisa en Fuenteovejuna. El juez informa que no ha obtenido una respuesta coherente y que solo queda perdonar a la villa o matar a todos sus habitantes.

Los villanos acuden al palacio para explicarle al rey los motivos que tuvieron para asesinar a Fernán Gómez. Suplican el perdón real y reafirman su obediencia a los Reyes Católicos.

Entonces, el rey sentencia que, si bien el crimen es terrible, es justo perdonar a Fuenteovejuna porque no hay pruebas concretas sobre quiénes fueron los verdaderos culpables. Luego, incorpora la villa a la corona. Finalmente, la obra termina con una alabanza al rey.

An√°lisis de Fuenteovejuna

Fuenteovejuna desarrolla una doble trama. Por un lado, está la historia de la lucha por el trono de Castilla entre Juana la Beltraneja y los Reyes Católicos; por el otro, la intrahistoria de la venganza del pueblo de Fuenteovejuna frente a las injusticias de su comendador.

Así, podemos sostener que el honor no solo es propio de los nobles, también lo es de los villanos. Sin embargo, será siempre la persona del rey quien amparará al campesino contra el injusto opresor.

La obra evidencia caracteres plenamente barrocos como la ideología religiosa y monárquica, los juegos conceptistas, la mezcla de estilos y especies y el uso de oposiciones.

Te invitamos a leer esta obra teatral cuya historia, a través de los personajes, tipos como el villano (el comendador), el galán (Frondoso), la dama (Laurencia) y el gracioso (Mengo), te invita a reflexionar sobre las injusticias y la defensa del honor.

Frases

‚ÄúLo que dices es injusto, no quites el honor‚ÄĚ.

‚ÄúEl rey es el se√Īor despu√©s del cielo‚ÄĚ.

‚ÄúJunten al pueblo que todos est√°n conformes en que los tiranos mueran‚ÄĚ.

‚ÄúEl suceso ha sido tal que estoy admirado; que vaya un juez para averiguar y castigar a los culpables‚ÄĚ.

‚Äú¬ŅQui√©n mat√≥ al comendador? Fuenteovejuna, se√Īor‚ÄĚ.