La Celestina

Autor: Fernando de Rojas

A√Īo de publicaci√≥n: Siglo XV

Género: comedia humanística / novela dramática / tragicomedia

La Celestina es una obra teatral escrita por el espa√Īol Fernando de Rojas. Los especialistas la consideran una de las obras cumbre de la literatura espa√Īola de inicios del siglo XVI. Su composici√≥n pertenece a un per√≠odo de tr√°nsito entre la Edad Media y el Renacimiento, por lo que los temas abordan diversos problemas morales y una √°cida cr√≠tica social. En este art√≠culo, hemos preparado un resumen detallado sobre esta historia de amor, chismes, alcahueter√≠a y muerte.

Resumen y sinopsis

La historia que nos cuenta La Celestina se enfoca en este personaje, pese a que pareciera relatar una historia de amor entre los j√≥venes Calisto y Melibea. A trav√©s de sus 21 actos, la obra desarrolla el recorrido vital de Celestina, una anciana que ejerci√≥ como prostituta y que, en su vejez, se dedica a la alcahueter√≠a, ser casamentera y transar negocios poco confiables. Adem√°s, hace de su casa un prost√≠bulo en el que trabajan dos mujeres de nombres Elicia y Are√ļsa.

Celestina va a interceder en el amor clandestino entre Calisto y Melibea, para lo que cobra dinero al joven a cambio de supuestos hechizos que enamorar√°n a la mujer. Se trata de una anciana muy inteligente y que sabe manipular a las personas, pero su debilidad reside en que es muy codiciosa.

Finalmente, producto de la ambición, es asesinada y sus ejecutores también. Debido a todo el enredo que ello significó los jóvenes amantes mueren. Son estos hechos los que hacen dudar en cuanto a la clasificación de la obra, pues no se sabe si llamarla tragicomedia o comedia.

Resumen de La Celestina

Lo primero que debemos aclarar es que el nombre original de la obra era Tragicomedia de Calisto y Melibea. Sin embargo, la popularidad del personaje de la anciana alcahueta trascendió y fue popularmente conocida como La Celestina. Además, existen dos fechas de publicación: una en 1500 y otra en 1502.

La obra se encuentra dividida en 21 actos. Los sucesos se desarrollan en diversos escenarios, al punto de que existen actos en los que se dan dos acciones a la vez en distintos lugares, como ocurre en el acto doce.

El lenguaje es culto, pero tambi√©n existen di√°logos propios de los sectores populares. Lo que esta obra nos demuestra es una clara cr√≠tica a la sociedad espa√Īola de inicios del siglo XVI, basada en la hipocres√≠a y las falsas apariencias.

Primer acto

Cuando la obra inicia, Calisto, un joven de la alta sociedad, se encuentra persiguiendo a un halcón. Debido a ello, entra a la huerta de Melibea y, al verla, queda perdidamente enamorado de ella. Sin embargo, la joven lo rechaza y le pide que se vaya.

Calisto, acude a pedir consejo a uno de sus criados, llamado Sempronio. Este le recomienda visitar a una conocida hechicera de nombre Celestina para que le ayude a conseguir el amor de Melibea. Esta anciana tambi√©n se dedicaba a la prostituci√≥n y su casa funcionaba como prost√≠bulo para Elicia y Are√ļsa. Calisto acepta y pide a su criado que env√≠e el mensaje a la hechicera.

Cuando Sempronio llega a casa de Celestina, ambos confabulan para intentar obtener todo el dinero posible de Calisto. Mientras tanto, P√°rmeno, otro criado del joven, le advierte sobre la mala fama e intenciones no tan decentes de parte de Celestina.

Lo que ocurre es que la madre de P√°rmeno, Claudina, hab√≠a sido maestra y antigua compa√Īera de Celestina, por lo que conoce todas las artima√Īas de la anciana y sus verdaderas intenciones. Sin embargo, Calisto no le presta atenci√≥n. Cuando la anciana llega a su casa, dice que lo ayudar√° a cambio de cien monedas de oro.

Segundo acto

Celestina abandona la casa de Calisto luego de realizado el pago. Entre tanto, el joven conversa con sus criados y se impacienta por obtener resultados. Ello hace que le pida a Sempronio que vaya a casa de Celestina.

Tercer acto

Sempronio llega a casa de la anciana para reprocharle su tardanza. También aprovechan para acordar cómo puede obtener el máximo beneficio de la situación. Celestina se prepara y va a encontrarse con Melibea.

Cuarto acto

Cuando Celestina llega a casa de Melibea, se encuentra con la criada Lucrecia. Gracias a Alisa, madre de Melibea, consigue ingresar, pues cree que la anciana llega con intenciones de hacer negocio.

Alisa sale de la casa por la llegada de un mensajero y Celestina le cuenta a Melibea el verdadero motivo de su presencia. La joven se enfurece con la alcahueta, pero esta logra persuadirla y obtener uno de sus cordones. Con él puede iniciar el hechizo.

Quinto acto

Celestina regresa a su casa y cuenta lo sucedido a Sempronio. Luego, ambos van a casa de Calisto para informarle de las novedades.

Sexto acto

Celestina y Sempronio le cuentan a Calisto lo ocurrido y le muestran el cord√≥n de Alicia. El joven se emociona mientras los criados escuchan y hablan sobre las novedades. Luego, la anciana regresa a su casa acompa√Īada de P√°rmeno.

Séptimo acto

En el camino, la vieja Celestina intenta ganarse el favor y complicidad del criado, para confabular junto a Sempronio. P√°rmeno le recuerda que le hab√≠a prometido entregarle a Are√ļsa, una de sus pupilas. La anciana accede, P√°rmeno pasa la noche con la joven y Celestina regresa a su casa, donde la espera Elicia enojada por la tardanza.

Octavo acto

P√°rmeno ha sido corrompido y, cuando regresa a casa de Calisto a la ma√Īana siguiente, decide aliarse con Sempronio. Ambos se dirigen a la habitaci√≥n de su amo, pero lo encuentran hablando sobre Melibea. Apenas unos minutos despu√©s, decide ir a la iglesia.

Noveno acto

Sempronio y P√°rmeno se encuentran comiendo en casa de Celestina y conversando con las prostitutas Elicia y Are√ļsa. Cuando Sempronio hace un comentario sobre Melibea, la primera de ellas se enfurece. Sin embargo, la situaci√≥n es interrumpida por la llegada de Lucrecia.

La criada le dice a Celestina que Melibea desea verla. Así, la anciana y Lucrecia se marchan juntas.

Décimo acto

Cuando la anciana llega a casa de Melibea, esta le confiesa estar perdidamente enamorada de Calisto. La alcahueta le propone concertar una cita clandestina para que ambos jóvenes puedan verse.

Poco después, la madre de Melibea, Alisa, reprocha a su hija por tener tanto contacto con Celestina, sabiendo de la mala fama de esta mujer. Melibea miente a su madre y defiende a la alcahueta.

Undécimo acto

Este acto es uno de los m√°s importantes. Celestina le lleva las novedades a Calisto y le dice que se encontrar√° con Melibea a la medianoche. En agradecimiento, el joven le entrega una cadena de oro.

Duodécimo acto

Se produce el primer encuentro entre Calisto y Melibea afuera de la casa de ella. Luego de hablar, los jóvenes enamorados se despiden, no sin antes acordar una nueva cita. Como se produce algo de ruido, el papá de Melibea, Pleberio, despierta. La joven debe mentir para no levantar sospechas.

Mientras esto ocurre, asistimos a otro acontecimiento importante. Sempronio y P√°rmeno le reclaman a Celestina su parte de las ganancias. Como la anciana se niega a compartir lo obtenido, ambos la asesinan. Elicia alerta a todos sobre el crimen y apresan a los criados.

Decimotercer acto

Sosia, otro de los criados de Calisto, aparece llorando e informa a los otros criados de la muerte de Sempronio y Pármeno en la Plaza Mayor. Tristán se dirige a la habitación de su amo para informarle de lo sucedido. Calisto lamenta aquel acontecimiento.

Decimocuarto acto

Aqu√≠ se produce la segunda cita de los j√≥venes enamorados. Melibea se encuentra preocupada por la tardanza de Calisto, quien llega acompa√Īado de sus criados Sosia y Trist√°n. Para lamentaci√≥n de los amantes, la cita es breve y se deben despedir muy pronto. Cuando Calisto llega a su mansi√≥n, se entristece de haber pasado tan poco tiempo con Melibea.

Decimoquinto acto

Mientras tanto, Are√ļsa discute con un hombre llamado Centurio. Cuando llega Elicia, informa a su compa√Īera de la muerte de Sempronio y P√°rmeno, as√≠ como la de Celestina. Ambas planean vengarse, no tanto por la muerte de sus amantes, sino porque han perdido protecci√≥n y quedado en el completo desamparo luego de la muerte de la alcahueta.

Para ello, piden ayuda a Centurio. Este acto concluye cuando Elicia y Are√ļsa se despiden.

Decimosexto acto

Los padres de Melibea, Pleberio y Alisa, est√°n planeando casarla, pues creen que a√ļn conserva su virginidad. Melibea escucha esto y se entristece, por lo que env√≠a a su criada Lucrecia a interrumpir la conversaci√≥n.

Decimoséptimo acto

Are√ļsa se encuentra con Sosia y logra obtener toda la informaci√≥n necesaria sobre Calisto y Melibea. As√≠, la venganza va consolid√°ndose.

Decimoctavo acto

Ambas prostitutas se dirigen a la casa de Centurio. Le piden que interceda para vengar la muerte de sus amantes y de Celestina. Adem√°s, le aclaran que debe asesinar a Calisto y Melibea. Pese a que en un principio se niega, el rufi√°n termina por aceptar el trato.

Decimonoveno acto

Calisto, junto a Sosia y Trist√°n, se dirige al huerto de Melibea para una tercera cita. Sin embargo, mientras los dos enamorados se encuentran juntos, Sosia y Trist√°n logran escapar de Traso, otro rufi√°n enviado por Centurio.

Ante el ruido que se produce, Calisto decide ir a ver qué es lo que ocurre. No obstante, mientras baja por las escaleras, se tropieza, cae y muere instantáneamente. Melibea es testigo de esta escena y llora desconsolada.

Vigésimo acto

Lucrecia se dirige rápidamente a la habitación de los padres de Melibea para informarles de lo mal que se siente su hija. Al principio, la joven finge sentir dolor en el corazón y le pide a su padre que le traiga algunos instrumentos musicales.

Mientras tanto, Melibea aprovecha y se dirige a lo alto de la torre de la casa. Se despide de Lucrecia y se prepara para saltar. Pleberio observa al pie de la torre y escucha cómo su hija se lamenta. Pide perdón a sus padres por sus acciones, por haber traído deshonor a la familia y confiesa el amorío que tenía con Calisto. Luego de ello, se lanza al vacío y muere.

Vigesimoprimer acto

Pleberio, destrozado ante tal escena, se dirige a su habitación y le cuenta a su esposa lo ocurrido. La obra termina con los lamentos y el llanto del padre.

An√°lisis de La Celestina

Se ha dicho que La Celestina es una obra con fin pedag√≥gico y did√°ctico, pues busca dejar una ense√Īanza y valores morales a quienes la leen. En este caso, lo que se critica es la actitud de los j√≥venes y su ‚Äúloco amor‚ÄĚ, debido a que este no les permite razonar y los lleva a finales tr√°gicos.

As√≠, podemos referirnos a tres temas: el amor, la muerte y la codicia. Lo que esta obra nos ense√Īa es a valorar un amor que vaya m√°s all√° de lo sexual y se base en lo espiritual. Del mismo modo, esto nos har√° gozar de una vida feliz, plena y con valores adecuados.

El aspecto de la codicia es representado perfectamente por Celestina. De hecho, su deseo de querer m√°s y m√°s dinero, es el que nubla su buen juicio y la conduce, finalmente, a la muerte.

Podemos decir que este libro rescata los valores morales de la sociedad e intenta transmitirlos a sus lectores. Quiere que dejen de ser tan superficiales y les den mayor importancia a las personas en su esencia y no en su apariencia.

Esta es una de esas lecturas imprescindibles. No dejes pasar m√°s tiempo para que conozcas cu√°n vivos est√°n sus personajes. Consigue tu ejemplar de La Celestina, devora p√°gina a p√°gina su historia y aprende m√°s sobre esta anciana alcahueta.

Frases

‚ÄúCu√°n f√°cil cosa es reprender vida ajena y cu√°n duro guardar cada uno la suya‚ÄĚ.

‚ÄúNinguno es tan viejo, que no pueda vivir un a√Īo ni tan mozo, que hoy no pudiese morir‚ÄĚ.

‚ÄúGuarde, se√Īor, de da√Īar lo que con todos los tesoros del mundo no se restaura‚ÄĚ.

‚ÄúLa ajena luz no te har√° claro, si la propia no tienes‚ÄĚ.

‚ÄúGoza tu mocedad, el buen d√≠a, la buena noche, el buen comer y beber‚ÄĚ.