La Ilustre Fregona

Autor: Miguel de Cervantes Saavedra

Fecha publicación: 1613

Género: Novela Picaresca

La Ilustre Fregona es una obra del maestro Miguel de Cervantes. De él, que solo se pueden esperar clásicos, La Ilustre Fregona no es la excepción. Ha sido inspiración de muchos relatos. La historia de un par de jóvenes enamorados pertenecientes a diferentes clases sociales.

Resumen y Sinopsis

Dos jóvenes adinerados se hacen pasar por muchachos humildes. Uno de ellos se enamora de una pobre muchacha, diligente y hermosa. Esta resulta ser, además, la hermana del otro de los amigos.

Una historia de amor que brinda un enfoque interesante al cliché de las clases sociales.

Escrita por Miguel de Cervantes en 1613. Pasa a la historia como uno de sus grandes clásicos. Del género romántico, con personajes ilustres como los es la chica a quien hace honor el título.

Resumen de La Ilustre Fregona

Dos amigos se reencuentran después de que uno de ellos regresa de sus estudios. Ambos deciden fraguar un plan donde consigan libertad y una vida distinta.

Ansían probar las mieles de una vida humilde. Por ello, convencen a sus padres de volver a estudiar, ahora, juntos. Una mentira bien elaborada. Los padres aceptan, emocionados. Sin embargo, se les asigna un mayordomo que les ayude.

Los chicos no solo le roban, sino que le entregan una carta para sus respectivos padres donde se disculpan por haberse escapado. Finalmente trazan rumbo a Toledo.

Al llegar escuchan rumores de una joven de increíble belleza. No tardan en conocerla, lleva por nombre Constanza.

Aveda√Īo y Carriazo se van a dormir tras conocerla. Ambos amigos deciden cambiar sus nombres y comenzar a trabajar en la posada donde residen. Constanza tambi√©n trabaja ah√≠, limpiando.

La Ilustre Fregona, como sol√≠an llamarle por sus habilidades en la limpieza, se entera que fue entregada un d√≠a a la esposa del due√Īo de la posada. Una historia donde promet√≠an volver por ella en el futuro.

Y as√≠ fue. A pocos d√≠as de la llegada de Aveda√Īo y Carriazo, unos hombres entran a la posada preguntando por La Ilustre. Llevan consigo medio pergamino, y seis eslabones faltantes de un dije. La due√Īa del local tiene las otras mitades.

Prueba ferviente de que la historia es cierta y que han vuelto por ella. Aveda√Īo reconoce a los hombres. Trabajaban para su padre y al interrogarlos por su presencia ah√≠, estos le avisan que La Ilustre es hija de Don Diego, padre de Aveda√Īo.

Es Aveda√Īo el amigo del cual est√° enamorado La Ilustre. Muchas traves√≠as pasan en lo que su padre le reconoce. Ha cambiado el poco tiempo que lleva ah√≠ y con otro nombre, no se esperaba que se conocieran.

Sin embargo, las circunstancias hacen que deban revelar su identidad y sus intenciones. Est√° triste, por saber su amor imposible.

Su padre, conmovido, decide arreglar las cosas de modo que para los due√Īos de la posada sea rentable casar a La Ilustre. Es as√≠ como finalmente la historia termina feliz, con la hermosa pareja casada.

An√°lisis de La Ilustre Fregona

La ense√Īanza de Cervantes gira en torno al poder del amor. Pretende, pues, indicarnos que todo con suficiente inter√©s y trabajo puede funcionar. Es importante resaltar la diferencia de culturas con respecto al matrimonio entre hermanos.

Y el hecho de que la pareja protagonista no sent√≠a ning√ļn lazo parental que los uniera. Adem√°s, resalta que el amor puede contra cualquier clase social, mostr√°ndonos una historia en la que el protagonista, rico de cuna, cae rendido ante la idea del amor.

Frases de La Ilustre Fregona

‚ÄúVuestra merced ser√° servida, se√Īor Pedro Alonso, de tener paciencia y dar la vuelta a Burgos, donde dir√° a nuestros padres que, habiendo nosotros sus hijos, con madura consideraci√≥n, considerado cu√°n m√°s propias son de los caballeros las armas que las letras, habremos determinado de trocar a Salamanca por Bruselas y a Espa√Īa por Flandes.‚ÄĚ

‚ÄúLos cuatrocientos escudos llevamos; las mulas pensamos vender. Nuestra hidalga intenci√≥n y el largo camino es bastante disculpa de nuestro yerro, aunque nadie le juzgar√° por tal si no es cobarde.‚ÄĚ

‚ÄúNuestra partida es ahora; la vuelta ser√° cuando Dios fuere servido, el cual guarde a vuestra merced como puede y estos sus menores disc√≠pulos deseamos.‚ÄĚ