Autor: César Mallorquí

Fecha publicación: 2002

Género: Novela

Las l√°grimas de Shiva es una novela escrita por C√©sar Mallorqu√≠, publicada en el a√Īo 2002, que narra la historia de dos j√≥venes que viven en una Espa√Īa gobernada por el dictador Francisco Franco.

Sin duda, es una historia de b√ļsquedas donde los personajes constantemente est√°n mirando al pasado con el fin de encontrar respuestas.

Resumen y sinopsis

Transcurre el a√Īo 1969, mismo a√Īo en el que el hombre llega a la Luna, y en la casa que habitan Javier y Violeta se siente una extra√Īa presencia, a la que ambos han denominado fantasma. 

Se trata de una historia envuelta en un halo de misterio donde ese fantasma que les persigue y cuyo olor les recuerda al de los nardos, se encargar√° de guiar a los dos personajes hac√≠a el misterio de las L√°grimas de Shiva y Beatriz Obreg√≥n. 

Una vez se conoce el secreto, las viejas disputas entre los Mendoza y los Obregón desaparecen, pues el amor hace su trabajo.

Sobre el autor

César Mallorquí, el autor de Las lágrimas de Shiva, nació en Barcelona el 10 de junio de 1953, pero la mayor parte de su vida la ha pasado en Madrid, donde reside en la actualidad.

Mallorquí se ha caracterizado por ser un autor cuyos relatos forman parte del género fantástico y han sido merecedores de varios premios.

Aunque tiene una prol√≠fica obra, las m√°s destacadas son El hombre de arena, El maestro oscuro, La compa√Ī√≠a de las moscas, Las l√°grimas de Shiva, entre otras.

Resumen de Las l√°grimas de Shiva

Las lágrimas de Shiva, novela ambientada en los tiempos de la dictadura franquista, se divide en tres partes: el exilio involuntario, Beatriz y las lágrimas de Shiva y la solución al misterio.

El exilio involuntario

Sucede que el padre de Javier enferm√≥ de tuberculosis y debido a esta situaci√≥n Javier, un joven de apenas 15 a√Īos, fue enviado a la casa de su t√≠o Luis, quien viv√≠a con sus cuatro hijas, llamadas por la gente del pueblo ‚Äúlas cuatro flores, pues sus nombres son: Rosa, Margarita, Violeta y Azucena, la menor.

Al momento de partir, la madre Javier le pidi√≥ que por nada del mundo mencionara las l√°grimas de Shiva, ese objeto que se hab√≠a perdido hace ya 70 a√Īos atr√°s y cuya desaparici√≥n a√ļn causaba algunas molestias entre los miembros de la familia.

Cuando Javier lleg√≥ a casa de su t√≠o Luis inmediatamente se instal√≥ e hizo amistad con su prima Violeta, a quien al igual que a √©l, le encantaba leer. 

Los primeros tiempos en la casa fueron difíciles, pues se sentía solo y no lograba adaptarse. Además, en este lugar cada quien estaba en sus asuntos, pero todo cambió cuando un día se topó con algo como un fantasma con un fuerte olor a nardos.

Al comentarle a Violeta, esta le coment√≥ que ya ella, hac√≠a un tiempo, hab√≠a notado esa extra√Īa presencia y, adem√°s, le dijo que ella estaba casi segura de que se trataba del fantasma de Beatriz Obreg√≥n, una de sus antepasadas.

Beatriz y las l√°grimas de Shiva

En el a√Īo 1901, un matrimonio tendr√≠a lugar, el de Beatriz Obreg√≥n. Ella, d√≠as antes del matrimonio recibi√≥ de parte de su prometido Sebasti√°n, heredero de la acaudalada familia Mendoza, un collar de cinco esmeraldas llamado ‚ÄúLas l√°grimas de Shiva‚ÄĚ.

El día de la boda todo marchaba bien hasta que Beatriz no llegó al casamiento y, desde entonces, se dice que ella huyó con el collar para venderlo y con el dinero hacer su vida. La verdad es que todo fue un invento, pues más tarde llegó la noticia de que lo realmente había ocurrido es que Beatriz había muerto. Lo que más llama la atención de este suceso, la muerte de Beatriz, es que ella no fue enterrada en la cripta familiar.

Lo cierto es que hasta la fecha, a√Īo 1969, ninguna de las dos familias-ni los Mendoza ni los Obreg√≥n- se llevan bien; sin embargo, esta rencilla familiar no ha sido impedimento para que Rosa y Gabriel Mendoza tengan un romance. Tampoco para que Javier y Violeta se enamoraran, aunque son demasiado j√≥venes y t√≠midos como para darse cuenta de que el amor les ha tocado.

En la casa, la presencia sigue apareciendo y junto a ella ese olor a nardos que llama la atenci√≥n, sobre todo de Javier. Un d√≠a, mientras Javier se estaba ba√Īando, vio como algo, nunca entendi√≥ qu√© o qui√©n, porque estaba solo en el ba√Īo, escribi√≥ en la pared ‚ÄúAmalia‚ÄĚ, y al ver aquellas palabras sali√≥ agitado del ba√Īo. Violeta est√° convencida que es el fantasma de Beatriz, pues piensa que la presencia de Javier ha hecho que este tome m√°s fuerza.

La solución al misterio

Un día, Javier pilla una gran borrachera que lo lleva al ambulatorio y es atendido por Ramona. Mientras esta le brinda ayuda comienzan a conversar y ella le menciona a una tal Amalia. Javier se sorprende y le pregunta sobre esa Amalia, a lo que Ramona responde que era la criada de Beatriz.

Javier y Violeta deciden averiguar todo sobre Amalia y encuentran una carta de amor que le había sido enviada a Beatriz por un tal Simón. En ese momento deciden ir a hablar con Amalia, que ya es anciana, y esta les cuenta que un día antes del matrimonio Simón y Beatriz se fueron juntos a América, pero la joven murió apenas llegó a Jamaica.

Tras la conversaci√≥n de Amalia con los muchachos, nuevamente el fantasma se apareci√≥ y le dijo a Javier que el collar estaba en manos de Amalia. Resulta que Beatriz le hab√≠a entregado el collar con el fin de que Amalia se lo diera a su padre, pero eso no sucedi√≥. Amalia decidi√≥ guardar el collar porque en ese momento los √°nimos entre las familias estaban exasperados.  Despu√©s de recibir el mensaje, Javier fue a ver a Amalia y le pidi√≥ que le entregara el collar.

Javier toma el collar y regresa a la casa, pero ahora con Las lágrimas de Shiva en sus manos. Todos al ver el collar de cinco esmeraldas se emocionan. Gabriel, por su parte, aprovecha la ocasión para pedir la mano de Rosa y don Luis acepta. Al otro día van a la playa y, cuando llega el momento de la despedida, Javier y Violeta se dan un beso, y sienten como un fuerte olor a nardos los envuelve.

Frases

‚ÄúDesde el principio fueron como el fuego y la yesca; estaban destinados el uno al otro‚ÄĚ.

‚ÄúLas caricias son m√°s fuertes que los golpes‚ÄĚ.

‚ÄúOpt√© por simplificar la verdad, que es una forma como otra cualquiera de mentir‚ÄĚ.

‚ÄúA veces los sentimientos son tan intensos que duelen‚ÄĚ.

Tambi√©n te puede interesar

El estudiante de Salamanca

El estudiante de Salamanca

La isla del tesoro

La isla del tesoro

Edipo Rey

Edipo Rey

El Principito

El Principito

El rayo de luna

El rayo de luna

Luces de bohemia

Luces de bohemia

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies